Saltar al contenido principal

Perú: un partido de izquierda presentará un nuevo pedido de destitución contra Kuczynski

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, presenta su defensa final al Congreso durante la sesión que trató su posible destitución, en Lima, el 21 de diciembre de 2017.
El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, presenta su defensa final al Congreso durante la sesión que trató su posible destitución, en Lima, el 21 de diciembre de 2017. Mariana Bazo, Reuters

Tierra y Libertad, que integra la bancada del opositor Frente Amplio, anunció que solicitará una nueva moción contra el presidente de Perú por haber otorgado el indulto humanitario al exmandatario Alberto Fujimori.

ANUNCIOS

Según la fuerza de tendencia izquierdista, Pedro Pablo Kuczynski avaló el perdón a Fujimori a raíz de un “pacto” con sectores del fujimorismo para que votaran en contra del pedido de destitución presentado en el Congreso por los supuestos vínculos entre el mandatario peruano y la empresa constructora brasileña Odebrecht.

En una rueda de prensa brindada el 7 de enero, el legislador Marco Arana explicó que desde el mencionado espacio político consideran que Kuczynski “volvió a incurrir por segunda vez en una clara señal de incapacidad moral para conducir al país, y por eso debe renunciar o ser destituido”.

En diciembre pasado, el Frente Amplio y el espacio fujimorista Fuerza Popular plantearon la destitución de Kuczynski por haber recibido pagos de la empresa brasileña Odebrecht, pero el presidente peruano evitó su salida en el Congreso gracias al apoyo de una facción liderada por Kenji Fujimori, hermano de la líder opositora Keiko e hijo del expresidente.

Tres días después de evitar su destitución, Kuczynski le otorgó el indulto humanitario y derecho de gracia, que impide nuevos juicios, a Alberto Fujimori, quien se encontraba internado en una clínica de Lima.

Para Arana, esa sucesión de hechos es una muestra de la existencia de “un pacto de impunidad” entre el Gobierno peruano y el sector disidente del fujimorismo encabezado por Kenji Fujimori para lograr el perdón al exmandatario, condenado en 2007 a 25 años de prisión como autor mediato de 25 asesinatos y dos secuestros agravados.

El legislador del Frente Amplio calificó el indulto como “una afrenta nacional” y sostuvo que “es inaceptable que se le haya dado estos beneficios (del indulto y derecho de gracia) a uno de los presidentes más corruptos en el mundo”.

Por su parte, Humberto Morales, compañero de bancada de Arana, anticipó que permanecerán “con un pie en el Congreso y otro en la calle”, a la vez que pidió que la población se sume a la movilización prevista para el jueves 11 de enero en rechazo al perdón a Fujimori.

El Frente Amplio expresó también su apoyo a la convocatoria a nuevas elecciones generales, y el cambio de la Constitución Política peruana.

El indulto otorgado a Fujimori, de 79 años, ha despertado movilizaciones de protesta en el país y el rechazo de activistas de derechos humanos, organizaciones políticas y sociales, así como la renuncia de varios ministros y legisladores del oficialismo.

Para afrontar la difícil situación política, Kuczynski anunció la conformación de un nuevo “gabinete de la reconciliación” para encarar el resto de su gestión, que se extenderá hasta 2021.

Kenji Fujimori niega un “pacto” con Kuczynski por el indulto a su padre

El parlamentario de Fuerza Popular Kenji Fujimori negó que el indulto a su padre, el expresidente Alberto Fujimori, sea producto de una negociación con el mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

En su primera intervención pública desde la votación del pedido de destitución de Kuczynski en el Congreso, Fujimori buscó “dejar zanjado este tema” al explicar que “no hubo un toma y da”, aunque aclaró que “al final, la opinión pública es libre de creerme o no”.

En una entrevista con el programa de televisión “Cuarto Poder”, Kenji Fujimori calificó su respaldo a Kuczynski como una “decisión en pro de la gobernabilidad”. “Ese día hablé con mi padre y me dijo: 'vas a tomar una decisión política, vas a aprender lo que es una decisión política, cuando en el camino correcto se te interpone el miedo'”, sostuvo.

Asimismo, el congresista evitó opinar sobre la liberación de su padre al considerar que es necesario esperar “que se calmen un poco las aguas”.

Fujimori, de 79 años y que gobernó el país entre 1990-2000, permanece en una casa de un exclusivo distrito de Lima tras haber recibido el indulto y el alta médica luego de 12 días de hospitalización por una arritmia cardíaca.

Con EFE y DPA

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.