Saltar al contenido principal

La razón de Maduro para extender el cierre con Aruba, Curazao y Bonaire

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro habla durante una reunión con su gabinete de ministros en Caracas, Venezuela el 5 de enero de 2018.
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro habla durante una reunión con su gabinete de ministros en Caracas, Venezuela el 5 de enero de 2018. Palacio de Miraflores / vía Reuters

El gobierno venezolano decidió extender el cierre de comunicaciones con las tres islas hasta que haya un plan que “combata las mafias”. ¿De qué se trata?

Anuncios

Venezuela está tomando medidas para evitar el desgaste de su economía. Una de las últimas fue la de extender el cierre de comunicaciones con Aruba, Curazao y Bonaire, decretado el pasado 6 de enero que en principio fue de 72 horas.

Según el vicepresidente Tareck el Aissami, la medida comprende “ todo tipo de tráfico aéreo y marítimo; así como también cualquier intercambio comercial”.

Las razones del gobierno de Nicolás Maduro estarían encaminadas a proteger su economía, visiblemente afectada en el 2017: 2.000 % de inflación y una producción de petróleo mínima con 2 millones de barriles diarios.

Venezuela condiciona el cierre con las tres islas hasta tanto “no se realice la reunión de alto nivel con las autoridades de estas islas y se concrete un plan de acción que combata a las mafias que se roban nuestros bienes, y contrabandean impunemente materiales estratégicos, que afectan severamente los servicios y la calidad de vida de nuestro pueblo”, explicó en un tweet el vicepresidente El Aissami.

La medida ya se había empezado a cocinar el pasado 6 de enero cuando el presidente Maduro anunció el cierre para, según él, poner en marcha un operativo que detuviera el daño “a la economía de Venezuela”.

Oro, coltán, diamantes y comida: los “materiales estratégicos” que preocupa a Venezuela

Sobre los “materiales estratégicos”, Maduro dio más detalles: se trataría de metales de alto valor.

“Se llevan el oro del país de manera ilegal y lo legalizan allá. Se llevan el coltán, se llevan los diamantes, se llevan todos los productos alimenticios”, dijo Maduro delineando lo que hacen las “mafias”.

Por su parte, Tareck el Aissami, prometió que Venezuela no va a permitir “más agresiones de esta organizaciones criminales, y exhortamos que se deje de lado la inacción que fomenta la impunidad y se actúe para detener esas mafias que perturban la relación histórica con estos hermanos pueblos del Caribe”.

El primer ministro de Curazao, Eugene Rhuggenaath, reaccionó este 9 de enero resaltando que la medida no beneficia las relaciones entre los dos países.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.