Saltar al contenido principal

Colombia: Santos ordena el regreso del jefe negociador del gobierno en los diálogos de paz con el ELN

Reuters

En respuesta a la orden del presidente Santos, el ELN pidió que “no se altere el curso de las conversaciones”. El proceso con esa guerrilla entró en una fase compleja.

Anuncios

Los diálogos del gobierno de Colombia con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) sufrieron un revés este 10 de enero.

La fecha pactada por ambas partes para dar inicio a la quinta ronda de negociaciones donde se busca entre otros puntos, la desmovilización y el desarme del grupo que lleva más de 50 años de levantamiento, se convirtió en la orden de regreso al jefe del equipo negociador del gobierno, Gustavo Bell, de Quito a Bogotá.

“Estuvimos siempre dispuestos a prorrogar el cese al fuego, inexplicablemente el ELN no solo se negó, sino que reanudó sus ataques terroristas esta madrugada, justo el día en que se debía iniciar el nuevo ciclo de negociaciones”, sostuvo el presidente de Colombia.

El alto al fuego terminó oficialmente y por decisión de ambas partes el “martes a las 24 horas” luego de 101 días de cese, según el jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán.

Los ataques armados en Arauca y Casanare atribuidos al ELN

Solo unas horas después el ejército de ese país le confirmó al diario El Tiempo un ataque que habría sido perpetrado por esa guerrilla en Arauca donde resultaron heridos dos infantes de marina luego de la explosión de una granada de fragmentación. Además, añade EFE, habría sido dinamitado el oleoducto Caño Limón-Coveñas, el más importante del país, versión que confirmó el gobernador de ese departamento, Ricardo Alvarado.

Además, en otros hechos que se investigan, guerrilleros habrían atacado el pozo Cupiagua YZ10, en el municipio de Aguazul (Casanare), lo que obligó a la petrolera estatal Ecopetrol a activar un plan de contingencia para evitar el riego de crudo en el río Charte.

“Ante esta situación he conversado con el jefe de delegación del gobierno en Quito, doctor Gustavo Bell, para que se regrese de inmediato para evaluar el futuro del proceso”, anunció el presidente Santos.

ELN: “nos mantenemos en la decisión de darle continuidad a este logro pactando un nuevo cese bilateral”

La guerrilla del ELN publicó un comunicado horas después de conocer la decisión del presidente Santos.

Para el grupo armado, los ataques reportados en el oriente de Colombia “ocurren en medio de la compleja situación de conflicto que sufre el país”, pero a renglón seguido la guerrilla pide que “no debe alterarse el curso de las conversaciones para lograr una salida política del conflicto”.

Sobre el cese al fuego, el ELN considera que debe negociarse uno nuevo a pesar de tildar que el anterior fue cumplido “a medias” por la actitud del gobierno.

“La mesa dio un salto cualitativo al desarrollar las conversaciones en medio de un cese, por lo que nos mantenemos en la decisión expresada de darle continuidad a este logro pactando un nuevo cese bilateral, que supere las dificultades del anterior”, se lee en la comunicación de la delegación negociadora de esa guerrilla.

Equipo negociador del gobierno: "los hechos mencionados (...) vuelven a afectar gravemente a la población"

Solo minutos después de la orden presidencial, la delegación del gobierno colombiano en la Mesa de Diálogo expresó en un comunicado su "total rechazo" a los atentados que obligaron la suspensión de la quinta ronda.

El grupo expresa su "total rechazo a los atentados registrados hoy en cercanías de Cupiagua en Aguazul, Casanare; en Benadía, en Arauca; en la vereda Cañaguata, municipio de Cubara, en Boyacá, y el lanzamiento de una granada contra infantes de marina en la vía que conduce de Arauquita a Saravena".

La delegación dice además que “ha sido clara y expresa la voluntad del Gobierno Nacional de prorrogar el cese al fuego y de renegociar condiciones que atiendan al llamado de todos los colombianos y de la comunidad internacional” y añade que "los hechos mencionados desconocen la disposición del Gobierno, vuelven a afectar gravemente a la población y desatienden el clamor de la sociedad civil, líderes políticos, de derechos humanos, la Iglesia, países amigos y las Naciones Unidas”.

Naciones Unidas y la Iglesia católica colombiana habían hecho un llamado para que la tregua continuara. “El alivio humanitario que el cese al fuego temporal ha representado para las comunidades y la disminución de la violencia en la mayoría de las zonas afectadas por el conflicto. Son beneficios tangibles que redundan en mayor legitimidad para el proceso de paz”, publicaron en un comunicado a horas de expirar el alto al fuego.

El proceso de diálogo con el ELN entra en una fase crítica con la reanudación de hostilidades

Los diálogos con el ELN, una guerrilla que tendría 1.500 combatientes y más de 50 años de historia, han sido marcados por varias dificultades y una constante zozobra sobre el alto al fuego, uno de los principales logros desde el inicio de los diálogos en febrero de 2017.

Gustavo Bell, quien regresará intempestivamente de Quito a Bogotá, se estrenaba en el cargo como jefe de la delegación del gobierno en la quinta ronda luego de que Juan Camilo Restrepo pidiera ser relevado del cargo, hecho que aumentó la incertidumbre.

"Le reiteré a nuestras Fuerzas Armadas la orden de actuar con contundencia para responder a esta agresión y proteger la vida y honra de los colombianos, como es su deber constitucional. Mi compromiso con la paz ha sido y será indeclinable. Pero a la paz se llega con voluntad y hechos concretos", dijo el presidente Santos poniendo en relieve el regreso de las hostilidades.

Sobre la orden de Santos a las Fuerzas Armadas para que actúen, el ELN no se pronunció.

Con el cese al fuego finalizado, las hostilidades reanudadas, el jefe negociador del gobierno de vuelta a Bogotá y la quinta ronda en pausa, el proceso con el ELN entra en una fase crítica a menos de cumplir un año de negociación.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.