Saltar al contenido principal

El ejército británico se pone sentimental en su campaña de reclutamiento

Anuncios

Londres (AFP)

El ejército británico lanzará una nueva y polémica campaña de reclutamiento que desmiente la fiereza que se le supone y apela a los sentimientos o la religión de potenciales candidatos.

La nueva campaña consiste en una serie de anuncios que se preguntan cosas como "¿qué pasa si me emociono en el ejército?", "¿puedo practicar mi religión?", "¿tengo que ser un superhéroe?", o "¿puedo ser gay en el ejército?", que suavizan el eslogan "Sé el mejor" de las campañas tradicionales campañas que apelaban al valor o a las ganas de acción.

De este modo, el ejército pretende atraer a sectores de la población potencialmente intimidados por las fuerzas armadas, como los musulmanes o las mujeres, y cubrir el déficit de un 10% de efectivos.

"Es un reconocimiento de que no tenemos un ejército completamente cubierto, que la demografía de nuestro país ha cambiado y que tenemos que llegar a una comunidad más amplia para dotar con el talento correcto a este ejército", dijo en la radio BBC el general Nick Carter, jefe de las Fuerzas Armadas.

"Queremos crear un ambiente de trabajo en el que todo el mundo se sienta valorado", añadió.

Otras voces criticaron la campaña, como el coronel Richard Kemp, excomandante de las fuerzas británicas en Afganistán.

"El grupo principal de gente que está interesado en unirse no está preocupado por si se les va a escuchar o por asuntos emocionales", dijo a la BBC.

"Lo que más les preocupa es cómo van a combatir, y no sólo eso, les van a atraer las imágenes de combate porque esa es la razón por la que la gente se alista en las fuerzas armadas", sentenció Kemp.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.