El Ejército de Birmania reconoce su implicación en la matanza de 10 rohinyás

Anuncios

Rangún (AFP)

Las fuerzas de seguridad birmanas están involucradas en la masacre de diez rohinyás, reconoció este miércoles el Estado Mayor del Ejército de Birmania, que también admitió por primera vez la existencia de una fosa común de la minoría musulmana en el estado de Rakáin.

"Algunos habitantes de la aldea de Inn Din y miembros de las fuerzas de seguridad confesaron que mataron a diez terroristas bangladesíes", en alusión a los rohinyás, explicó esta fuente oficial en un mensaje en su página de la red social Facebook.

El pasado 2 de septiembre. Inn Din fue escenario de choques entre sus habitantes y los rohinyás, tras el asesinato de un vecino del pueblo. "La decisión de matarlos [a los diez ronhinyás capturados] fue tomada en el cementerio", explicó el Estado Mayor birmano.

Refugiados rohinyás en Bangladés han narrado en numerosas ocasiones masacres perpetradas por las fuerzas de seguridad birmanas y por bandas de habitantes de Rakáin. El Ejército birmano rechaza estas acusaciones.