Saltar al contenido principal

El Gobierno de España vacía el centro donde apareció muerto un migrante

Anuncios

Madrid (AFP)

El Gobierno de España anunció este miércoles la evacuación total de una cárcel utilizada como centro de retención de inmigrantes, que llegó a albergar a cerca de 600 argelinos y donde uno de ellos apareció muerto el pasado 29 de diciembre.

En un comunicado, el Ministerio del Interior indicó que "los 572 inmigrantes, todos ellos argelinos", que desde finales de noviembre ocuparon ese centro penitenciario en la localidad andaluza de Archidona (Málaga) "han ido poco a poco trasladándose", a un destino que no quiso precisar.

Los inmigrantes habían llegado a las costas del sureste de España en cuestión de pocas horas a finales de noviembre. Su internamiento en un centro que estaba a punto de estrenarse como cárcel generó fuertes críticas de la oposición y de los organismos de defensa de los derechos de los inmigrantes.

El Gobierno conservador se defendió diciendo que los centros habituales de retención estaban ya saturados, en un año en que las llegadas de migrantes por mar a España se duplicaron respecto a 2016, marcando un nuevo récord de cerca de 22.900 personas.

La polémica se agravó cuando el 29 de diciembre fue hallado muerto en su celda el argelino Mohamed Buderbala, de 36 años. La justicia española archivó el caso concluyendo que se suicidó ahorcándose con una sábana.

Pero su hermano Ahmed, que estaba en contacto con él, dijo no creerse la versión, y la abogada de la familia, Amanda Romero, presentó un recurso tras constatar que no se interrogó a testigos que, según ella, podían "contradecir" la versión oficial.

Las organizaciones de defensa de los migrantes indicaron a AFP que cientos de ellos fueron devueltos a Argelia en las últimas semanas, sin poder precisar el número. El Ministerio de Interior no quiso precisar el paradero de los últimos migrantes sacados de Archidona.

Entre los retenidos hasta este miércoles había varios testigos de las circunstancias de la muerte de Buderbala, "entre diez y 20 personas" que, según Alejandro Cortina, director de la asociación Málaga Acoge, podrían haber ido a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Madrid.

Cortina añadió que, según sus datos, otros 28 migrantes fueron llevados a los centros de Algeciras y Tarifa, en la provincia andaluza de Cádiz, y un número indeterminado a Barcelona.

Amanda Romero dijo que los traslados a otros CIE o a Argelia están "dificultando el contacto con ellos y el seguimiento sobre lo que ocurre" con los migrantes. Dijo ignorar si los testigos potenciales fueron deportados o están en otros centros de retención.

El Ministerio del Interior hizo su anuncio coincidiendo con la participación del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una cumbre de países del sur de Europa en Roma dedicada precisamente a la cuestión migratoria.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.