Crisis rohingya

Ejército de Myanmar habría participado en el asesinato de diez rohingyas hallados en una fosa común

Más de 650.000 rohingyas han huido de Myanmar desde la operación contraofensiva del Ejército.
Más de 650.000 rohingyas han huido de Myanmar desde la operación contraofensiva del Ejército. Reuters/Tyrone Siu

Las fuerzas militares de ese país admitieron haber disparado contra los “terroristas bengalíes”, luego de que pobladores budistas los apuñalaran y obligaran a entrar a la fosa.

Anuncios

El Ejército de Myanmar admitió este 10 de enero haber participado en la masacre de diez personas de la etnia rohingya durante los ataques insurgentes de septiembre del año pasado.

Según Reuters, el comunicado se refiere a una fosa común con diez cadáveres hallada por las fuerzas militares el pasado 18 de diciembre en la población costera de Inn Din, a unos 50 kilómetros de la capital del estado de Rakine, Sittwe. En ese momento, el Ejército asignó a un oficial para investigar.

Según los resultados de esa investigación, los rohingyas fueron asesinados por soldados, luego de que pobladores budistas de la zona forzaran a los hombres capturados a entrar en la fosa. Según las declaraciones publicadas por el Comandante del Ejército, el General Min Aung Hlaing, las fuerzas de seguridad estaban realizando una “operación de despeje” en el área el 1 de septiembre cuando “200 terroristas bengalíes los atacaron usando palos y espadas”. Según el general, diez de los atacantes fueron capturados, mientras que el resto huyeron debido al fuego aéreo.

El militar argumentó que no había condiciones para transferir a los "terroristas" a la estación de policía, por lo que decidieron asesinarlos. Pobladores budistas de la zona, que habían perdido a sus familiares en los ataques, apuñalaron a los militantes y luego los soldados les dispararon. Min Aung Hlaing añadió que los militantes atacaban “continuamente” y destruyeron dos vehículos militares.

Aunque el alto mando militar asegura que se tomarán medidas en contra de los pobladores y los soldados que participaron en el hecho, así como contra los supervisores de la operación, se refiere a los hombres asesinados como “terroristas bengalíes”, lo que implica que serían inmigrantes ilegales de Bangladesh.

En todo caso, se trata de la primera admisión de un crimen por parte del Ejército de Myanmar desde el comienzo de su operación contraofensiva, en respuesta a los ataques rohingyas del 25 de agosto del 2017. Las operaciones militares han provocado el éxodo de más de 650.000 rohingyas hacia Bangladesh. La ONU calificó el año pasado la operación militar Myanmar como una típica campaña de limpieza étnica, afirmación que el Ejército ha rechazado tajantemente.

Una ley colonial para condenar a dos periodistas

La Fiscalía de Myanmar presentó el miércoles cargos contra Wa Lone y Kyaw Soe Oo, dos periodistas de Reuters por violación de la ley de secretos oficiales, una norma instaurada en 1923, cuando Birmania era una provincia de India bajo control británico. La ley contempla penas de cárcel de hasta 14 años.

Los periodistas fueron detenidos en Rangún el 12 de diciembre del año pasado, luego de reunirse con dos policías que les habrían entregado documentos confidenciales sobre la operación contra la minoría rohingya. Los reporteros investigaban acerca del papel del Ejército en la represión de esta comunidad en el estado de Rakine. Según declararon sus familiares a Reuters, la reunión con los policías fue una trampa que les tendieron a los periodistas.

"Es una detención arbitraria. El hecho es que las autoridades acusan a estos periodistas por hacer su trabajo. Deberían ser liberados inmediata e incondicionalmente", indicó David Baulk, investigador de la ONG Fortify Rights, en un comunicado conocido por Efe.

La detención también ha sido condenada por grupos de protección a periodistas y observadores de medios. La Unión Europea, Naciones Unidas, Amnistía Internacional y Estados Unidos también han pedido la liberación inmediata de los reporteros.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24