Saltar al contenido principal

Polonia: Parlamento busca endurecer las leyes contra el aborto

Una mujer manifesta en contra de la ley que podría restringir duramente el derecho al aborto en Polonia, el 10 de enero del 2018.
Una mujer manifesta en contra de la ley que podría restringir duramente el derecho al aborto en Polonia, el 10 de enero del 2018. Wojtek Radwanski/ AFP

El gobierno conservador de Polonia está en proceso votar una ley para restringir el aborto. El país continúa aislándose de la Unión Europea y endureciendo su legislación social.

ANUNCIOS

El Parlamento de Polonia ha empezado a trabajar sobre una nueva ley que reforzaría aún más las reglas para el acceso de las mujeres al aborto. Es la segunda vez en dos años que el gobierno conservador intenta implementar una legislación más dura.

La cámara baja de Polonia votó el miércoles 10 de enero para mandar la reforma a una comisión parlamentaria, lo que representa sin duda una victoria importante para el partido al poder Derecho y Justicia (PiS para sus siglas en polaco).

Desde su llegada al poder en el 2015, el partido PiS ya paró la financiación pública para las fertilizaciones in vitro y limitó la venta de la píldora del día después con receta médica.

Polonia es uno de los países de Europa que más limita el derecho al aborto.

Entre 100.000 y 150.000 abortos son considerados ilegales en Polonia

Según grupos de defensa de los derechos de las mujeres, hay cerca de 1.000 abortos hechos legalmente en un país de 38 millones de habitantes. Pero, esos grupos estiman que hay entre 100.000 y 150.000 procedimientos que son  considerados ilegales o que se hacen fuera del país.

De hecho, Polonia es uno de los países europeos con una de las legislaciones para el aborto más limitada. La ley actual, aprobada en 1993, prohíbe todo caso de aborto menos los que resultan de una violación o de un acto de incesto y si la vida de la madre está en peligro o si el feto está gravemente deforme.

Para las críticas, la ley discutida en el parlamento que apoya el presidente Andrzej Duda significaría una prohibición casi total del aborto. El proyecto de ley, propuesto por el grupo “Zatrzymaj aborcje” (Parar el aborto), limitaría el procedimiento solo a casos de violaciones, incesto o de riesgo para la madre.

Según Kaja Godek, una de las mujeres de la asociación autora del proyecto de ley, el caso de deformidad en el feto es la razón para un 96% de los abortos se lleve a cabo en Polonia.

La activista Maciej Wiewiorka afirmó que “el aborto es el asesinato de un niño inocente”.

El presidente Duda, cercano de la poderosa Iglesia Católica de Polonia, declaró en noviembre del 2017 que aprobará la ley “para abolir el derecho de matar niños con el síndrome de Down”. El PiS, que tiene el apoyo de la Iglesia, está intentando reforzar la influencia de los valores religiosos en la vida pública.

Un 46.5% de los polacos quieren más libertad sobre el aborto

Según una encuesta del periódico nacional Rzeczpospolita, solo un 11% de los polacos están a favor de más restricciones sobre la ley del aborto contra un 46.5% que quieren un alivio.

Es el segundo intento del gobierno PiS de restringir la ley del aborto tras una tentativa fracasada en el 2016. Decenas de miles de mujeres, vestidas de negro, habían protestado en contra de la primera propuesta, aún más dura. Al final, el gobierno abandonó el proyecto que incluía hasta 5 años de cárcel para los doctores y otras personas, incluso las mujeres, involucrados en abortos ilegales.

Ahora, dos iniciativas legislativas de la sociedad civil se oponen. En efecto, en la Constitución de Polonia una iniciativa empujada por ciudadanos que recibe 100.000 firmas debe ser discutida por los parlamentarios.

Kaja Godek aseguró a la agencia AFP que su propuesta fue firmada por 830.000 personas en dos meses.

Del otro lado, la iniciativa ciudadana “Salvamos a las Mujeres 2017” que llama a una liberalización fue rechazada por el Parlamento: “jamás suponíamos que los diputados PiS se comportaran de otra manera”, aseguró Barbara Nowacka, una política de izquierda y activista para los derechos de las mujeres, que presentó la propuesta pro-elección al Parlamento.

Además, Nowacka se mostró preocupada por la prohibición del aborto para los fetos con deformidad: “lo peor es que van a obligar a las mujeres a dar a luz a seres humanos que a veces ya están destinados a morir con un gran dolor”.

Según la Federación para las Mujeres y la Planificación Familiar, solo 47 hospitales procedieron a abortos legales en el 2016, o sea un 10% de todos los centros autorizados.

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.