Saltar al contenido principal

Bulgaria recibe la presidencia de la Unión Europea en medio de protestas

Ecologistas protestan contra una decisión del gobierno que permitió la construcción de pistas de esquí y ascensores en el Parque Nacional Pirin de Bulgaria el 11 de enero de 2018.
Ecologistas protestan contra una decisión del gobierno que permitió la construcción de pistas de esquí y ascensores en el Parque Nacional Pirin de Bulgaria el 11 de enero de 2018. Stoyan Nenov/Reuters

Miles de manifestantes bloquearon las calles de la capital búlgara, Sofía, mientras el país celebraba el comienzo de su presidencia rotativa de seis meses en la Unión Europea.

Anuncios

Varias protestas tuvieron lugar al mismo tiempo. La principal de ellas fue convocada por ecologistas que rechazan la expansión de una zona de esquí en el Parque Nacional de las montañas de Pirin. Simultáneamente, se registró una concentración más pequeña de un grupo a favor del proyecto: apoyan la idea de un segundo telesquí que supuestamente reducirá largas colas de esquiadores.

Entre tanto, la policía organizó otra manifestación para exigir mejores salarios, a pesar de que una reunión entre el primer ministro Boyko Borissov y representantes del Sindicato de la Policía se logró un acuerdo para que el gobierno destine 100 millones de levs ($ 61.53 millones de dólares) para aumentos salariales en el Ministerio del Interior.

Aquellos que luchan contra la expansión del parque exigieron la renuncia del ministro de Medio Ambiente, que según ellos está saboteando el objetivo principal de esa cartera. Creen que el plan del gobierno para expandir el área de esquí viola las leyes de protección de la naturaleza y llevará a la destrucción de pinos y pondrá en peligro la vida silvestre en el lugar, considerado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El Ministerio del Medio Ambiente argumentó que los cambios permitirán la construcción en solo 2 por ciento del territorio del parque y repuntará al turismo de invierno. El gobierno argumentó además que permitió la construcción de instalaciones para acumular agua potable en 48 por ciento del territorio del parque, pero los opositores dicen que esta podría ser una forma de permitir proyectos de construcción más grandes.

Los manifestantes gritaban "¡salven a Pirin!", "¡Mafia!" y "¡Corrupción!" y algunos llevaban pancartas que decían "Bulgaria, despierta y lucha" y "Ciudadanos contra la mafia". Otros quemaron la bandera de la Unión Europea en una muestra de rechazo, justo cuando el gobierno se prepara para llevar su petición al bloque para que el que es el país más pobre del grupo empiece a utilizar el euro.

La presidencia de la UE ofrece poco poder directo, pero presta una plataforma en la cual Borissov puede presentar su solicitud a la comunidad de que acepte la nación balcánica como un miembro de la moneda común y además del área Schengen. El consejo ha bloqueado las peticiones anteriores debido a las preocupaciones sobre el crimen organizado y la pobreza relativa en Bulgaria.

Con Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.