Saltar al contenido principal

Merkel y Schulz encaminan una nueva coalición para gobernar Alemania

Intervención de la canciller alemana Angela Merkel, el líder de la Unión Social Cristiana en Baviera (CSU) Horst Seehofer y líder del Partido Social Demócrata (SPD) Martin Schulz, tras las negociaciones de un nuevo gobierno de coalición en Berlín, Alemania. 01/12/2018
Intervención de la canciller alemana Angela Merkel, el líder de la Unión Social Cristiana en Baviera (CSU) Horst Seehofer y líder del Partido Social Demócrata (SPD) Martin Schulz, tras las negociaciones de un nuevo gobierno de coalición en Berlín, Alemania. 01/12/2018 Fabrizio Bensch / Reuters

Tras días de negociaciones, los conservadores y socialdemócratas alemanes lograron un preacuerdo para formar un gobierno de coalición y evitar así unas nuevas elecciones en el país.

Anuncios

La canciller Angela Merkel y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, alcanzaron un preacuerdo para formar una futura gran coalición en Alemania, tras cinco días de negociaciones y una ronda final de discusión de más de 24 horas.

El partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel logró al fin convencer a los socialdemócratas del SPD y a la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), 110 días después de la celebración de las elecciones en Alemania y el surgimiento de un sentimiento de incertidumbre en la ciudadanía.

Las tres formaciones llegaron a un preacuerdo “sólido y serio”, basado en la idea de “dar y recibir” para garantizar la “gobernabilidad del país” durante la próxima legislatura y para que “dentro de diez y quince años se siga viviendo bien en Alemania”, afirmó la canciller.

“Hemos visto durante este largo periodo después de las elecciones que el mundo no nos está esperando. En lo que se refiere a Europa, estamos convencidos de que necesitamos un empujón en Europa”, dijo Angela Merkel al final de las negociaciones.

Este acuerdo se ha conseguido tras debatir algunos puntos en discordia como el de la política de refugiados, la reforma del sistema de salud alemán y la política europea, con respecto a un presupuesto unificado en la eurozona.

El profesor en Relaciones Internacionales, Jochen Kleinschmidt, explica que “el partido socialdemócrata ganó en poner límites al ingreso de los refugiados en el país (hasta unos 200.000 por año), un límite bastante tolerante; pero sobre el sistema de salud no se ve nada de las propuestas de los socialdemócratas, por lo que se puede ver un compromiso entre los dos partidos”.

Tanto Merkel como Schulz admitieron que la negociación tuvo “momentos turbulentos”, pero aseguraron que nunca llegó “al borde del fracaso”, ya que compartían “el objetivo común” y la voluntad de alcanzar un nuevo acuerdo y evitar unas nuevas elecciones que dejarían la puerta abierta a la ultraderecha alemana.

Martin Schulz: “Alemania mantendrá su papel de peso dentro de Europa”

No solo el futuro de Alemania estuvo en discusión, sino también el futuro y el liderazgo de Europa. Por lo que el líder socialdemócrata, Martin Schulz, declaró que “Alemania mantendrá su papel de peso dentro de Europa, si el próximo gobierno alemán se va a construir sobre las bases de este documento”.

En este sentido, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo estar “completamente satisfecho” del preacuerdo, al estimarlo como una decisión “constructiva para el futuro de la Unión Europea”.

Sin embargo, este es un primer paso. El preacuerdo será sometido por las instancias dirigentes de los tres partidos y, como apunta el consultor en comunicaciones, Franco Delle Donne, por la ciudadanía. “El desafío más importante, además de lograr un acuerdo, es el de legitimarse frente a la sociedad”, resaltó Delle Donne.

Con EFE y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.