Saltar al contenido principal

Túnez vive el séptimo aniversario de la revolución con protestas

La gente agita banderas nacionales durante las manifestaciones en el séptimo aniversario del derrocamiento del presidente Zin El-Abidine Ben Ali, en Túnez, el 14 de enero de 2018.
La gente agita banderas nacionales durante las manifestaciones en el séptimo aniversario del derrocamiento del presidente Zin El-Abidine Ben Ali, en Túnez, el 14 de enero de 2018. Zoubeir Souissi / Reuters

El 14 de enero de 2011, Túnez vivía el triunfo de una revolución ciudadana que terminó con el largo régimen de Ben Ali. Siete años más tarde, las manifestaciones de entonces resurgen contra los mismos problemas económicos.

Anuncios

Túnez está de aniversario, pero no de celebración. Este domingo, los partidos y sindicatos tunecinos convocaron una jornada de manifestaciones para recordar el triunfo de la revolución ciudadana del pasado 14 de enero de 2011, que provocó el derrocamiento del régimen de Zin El-Abidin Ben Ali, pero también para persistir en unas protestas que muestren a los nuevos líderes que no han solucionado los problemas del pasado.

Hace siete años, el país se regía por el mandato de Ben Ali, en el poder desde hacía más de dos décadas, y padecía las consecuencias de la crisis económica de 2008. Cansados, muchos tunecinos salieron a las calles a pedir más “trabajo, libertad y dignidad”.

La muerte de un joven ambulante llamado Mohamed Bouazizi, que se inmoló para protestar contra las autoridades policiales que le confiscaron sus mercancías y ahorros, fue el mayor detonante de la revolución. En ese contexto, Túnez se convirtió en la cuna de una “Primavera Árabe” que se extendió por todo Medio Oriente.

Hoy, tras ser el único país en mantener una transición hacia la democracia, gobierna Yusef Chahed, en coalición con Nidaa Tunis (conservadores laicos), En Nahda (islamistas) e independientes. Pero los reclamos sociales no han cambiado en este séptimo aniversario, marcado por la aprobación en el Parlamento de la Ley de Presupuestos de 2018.

A la reducción de las tasas de desempleo y la lucha contra la corrupción, se le suma revisar unos presupuestos austeros, que estipulan una subida de los precios para los productos de consumo básico y los servicios como la telefonía, además de un aumento de los impuestos y una bajada de los salarios a los funcionarios públicos.

“Trabajo, libertad y dignidad”

Esta era la demanda entonces, y aunque hoy los jóvenes tunecinos cuentan con más libertad, los problemas grandes de la revolución siguen vigentes, según el pueblo tunecino. “Hoy no estoy aquí para celebrar nada, vengo a protestar. No hay nada que celebrar. No hay nada que se haya cumplido para celebrarlo. Estoy aquí para protestar en contra de aquellos que están celebrando y contra el partido En Nahda”, decía a Reuters un manifestante.

Los recientes disturbios dejaron un muerto y provocaron el arresto de al menos 800 personas. Algo que “inquieta” a Naciones Unidas, que ha pedido que la gente pueda salir a marchar pacíficamente.

En repuesta a una semana de manifestaciones, el gobierno tunecino ha anunciado que aumentará la ayuda económica a unas 250.000 familias desfavorecidas. Una medida que pactó el viernes 12 de enero 2018 con representantes de los partidos políticos, de la patronal UTICA y el sindicato Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT) que fue clave durante la revolución.

Pese a ello, no ha especificado cómo obtendrá ese dinero y la Cámara debe aprobarlo todavía.

Por su parte, el ministro de Comercio, Omar el Bahi, insistió en que no se van a modificar la Ley de Presupuestos de 2018, tal y como pide la oposición y la sociedad civil. "Hemos estado sujetos al efecto de bola de nieve de los últimos siete años con el empeoramiento de la inflación, la deuda y una flagrante devaluación del dinar. Seguimos comprometidos con los presupuestos de 2018. No vamos a cambiar ni una coma", dijo este sábado.

Si nada cambia en los próximos días, todo apunta a que la campaña Fech Nestannew (¿A qué esperamos?) y las protestas prosigan en las calles de Túnez.

Con Agencias

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.