Saltar al contenido principal

Reabre el Ritz-Carlton de Riad, 'prisión' de lujo de una purga real

Anuncios

Riad (AFP)

El Ritz-Carlton de Riad, un hotel que se convirtió a fines de 2017 en 'jaula de oro' de príncipes y varios ministros sauditas investigados por corrupción, volverá a abrir sus puertas en febrero, dijo una fuente del establecimiento.

La fuente, que pidió el anonimato porque no estaba autorizada a informar a la prensa, dijo que había "preparativos para abrir en febrero", pero no pudo dar más detalles.

Según el sitio web del Ritz-Carlton, el establecimiento cuenta con habitaciones disponibles a partir del 14 de febrero.

El hotel estaba cerrado a nuevas reservas desde principios de noviembre del año pasado, cuando más de 200 príncipes, ministros, exministros y empresarios fueron blanco de una investigación por corrupción en el marco de una purga inédita en Arabia Saudita lanzada por el príncipe heredero Mohamed ben Salmán.

Un empleado del establecimiento confirmó por teléfono a la AFP que aceptaban reservas a partir de mediados de febrero. Interrogado sobre la razón por la que no se podía reservar habitaciones en lo inmediato, el empleado indicó que las autoridades "reservaron todo el hotel".

Cuando los príncipes y ministros fueron detenidos, las redes sociales ironizaron sobre esta "jaula dorada" en la que fueron retenidos, con suites majestuosas, pasillos interminables y salones de baile.

La mayoría de los implicados fueron mantenidos en detención en el interior de este lujoso palacio que alberga el hotel cinco estrellas en Riad.

Este lunes, el periódico saudí Okaz citó una fuente anónima que afirmó que varias personalidades de alto rango fueron liberadas y dejaron el Ritz-Carlton en las últimas 48 horas.

El mes pasado, el fiscal general de Arabia Saudita, jeque Saud al Mojeb, había anunciado que la mayoría de los detenidos aceptaron un acuerdo financiero a cambio de quedar libres.

El acuerdo consiste en devolver al Tesoro las sumas que las autoridades estiman mal adquiridas, dijo el fiscal. Antes había estimado en al menos 100.000 millones de dólares el monto de los fondos desviados o utilizados con fines de corrupción en el reino durante varias décadas.

Algunas personalidades fueron liberadas, entre ellas el príncipe Metab ben Abdala, hijo del fallecido rey Abdala, detenido en el marco de la purga. Fue liberado tras pagar más de 1.000 millones de dólares de fianza según la agencia Bloomberg.

Otros -no se conoce la cifra exacta- siguen detenidos, entre ellos el príncipe Al Walid ben Talal, que controla el 95% de Kingdom Holding Co, con intereses en los gigantes estadounidenses Citigroup y Appel.

Fue imposible este lunes confirmar si este príncipe aún se encuentra en el Ritz-Carlton o fue transferido.

El joven príncipe heredero, Mohamed ben Salman, que desplazó en junio a su primo Mohamed ben Nayef, continúa reforzando su poder en el reino. En septiembre lanzó una ola de arrestos de disidentes, entre ellos algunos influyentes religiosos e intelectuales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.