Saltar al contenido principal

Macron: “hay un deber de humanidad” en la acogida de inmigrantes

El presidente francés habla con un inmigrante durante su visita de un centro de acogida en Croisilles, en el norte de Francia, el 16 de enero del 2018.
El presidente francés habla con un inmigrante durante su visita de un centro de acogida en Croisilles, en el norte de Francia, el 16 de enero del 2018. Reuters

El presidente Emmanuel Macron visitó Calais, en el norte de Francia, para defender su próxima reforma del derecho de asilo. Prometió una mejor organización para la acogida de los migrantes mientras que varias asociaciones boicotearon su visita.

Anuncios

La próxima ley sobre la inmigración y el asilo continúa generando preocupaciones en Francia. Asociaciones de acogida de los inmigrantes y de defensa de los derechos humanos critican la “firmeza” de las medidas incluidas en la ley, por ejemplo, el censo de los migrantes en centros de acogida.

El gobierno por su parte defiende el proyecto que describe como necesario para mejorar la situación de los refugiados en situación ilegal. La clase política se preocupa del carácter “inhumano” del proyecto de ley presentado por el ministro del Interior, Gérard Collomb.

Emmanuel Macron, en visita a Calais en el norte del país, reiteró que Francia debe tener una política migratoria “exigente y completa”, pero también “una fuerte ambición” para la integración social de los refugiados, un tema que para él debe ser “revisado profundamente”.

Calais, el ejemplo del malfuncionamiento de la política migratoria francesa

La decisión de visitar a Calais está llena de símbolos. Considerada como la puerta de entrada para el Reino Unido, la ciudad del norte de Francia ha sido el ejemplo en los últimos años de la dificultad del gobierno francés para adoptar una política migratoria durable.

Hace apenas más de un año que la “jungla de Calais” fue destruida por las autoridades para poner fin al problema de sobrepoblación del campo instalado. Según el Estado, 8.000 estaban establecidas en la "jungla" antes de su demolición. Sin embargo, según las cifras dadas por el gobierno, entre 350 y 500 migrantes todavía viven en un campo de refugiados, esperando poder atravesar la Mancha u obtener documentos en Francia.

Emmanuel Macron advirtió a los inmigrantes que “quedarse en Calais” en la esperanza de pasar ilegalmente en el Reino Unido “constituye un callejón sin salida”. Pero el mandatario aseguró que “en ningún caso dejaremos crear una nueva jungla”.

Asociaciones de acogida de los migrantes denuncian las condiciones de vida “degradantes”. Sobre este tema, el presidente Macron anunció que el Estado se encargará de la distribución de la comida para ellos. Su promesa se inscribe en medio de las tensiones entre el ejecutivo y las asociaciones.

Así, el presidente francés lanzó una llamada a la “responsabilidad colectiva”. El jefe de Estado criticó en su discurso las presuntas mentiras que las asociaciones dicen a los migrantes: “cada vez que alguien dice (a una persona) que cuando la trasladamos en un centro de acogida, la policía está esperando, es una mentira y es esa mentira la que perjudica nuestra eficacia colectiva y a la humanidad que debemos a esas personas”.

El presidente francés declaró en su discurso al frente de las fuerzas policiales que “el orden de la República es el mismo para todos” y que “hay un deber de humanidad, sino también el deber de respeto de la ley de la República”.

Macron: “ninguna infracción a la deontología será tolerada”

La elección de Macron de pronunciar su discurso frente a las fuerzas policiales, no fue casualidad pues dio de nuevo su apoyo al trabajo de las fuerzas de seguridad en la región: “no voy a dejar que alguien caricaturice su trabajo”.

La acción de las fuerzas de seguridad de Calais está señalada con el dedo desde hace un año. La ONG Human Rights Watch ha acusado el pasado verano a la policía de utilizar gas lacrimógeno, robar los efectos personales de los migrantes y perturbar la distribución de la comida.

El mandatario rechazó estas acusaciones afirmando que “no voy a tolerar que la verdad sea distorsionada”. No obstante, informó también que “ninguna infracción a la deontología (policial) será tolerada” y que sanciones serán impuestas si los casos de abuso de poder de la policía se verifican.

Emmanuel Macron notificó que habrá una prima excepcional para todas las fuerzas de seguridad instaladas de manera permanente en la región de Calais.

100.412 solicitudes de asilo registradas en el 2017 en Francia

Por primera vez el país sobrepasó las 100.000 solicitudes de asilo registradas en el 2017, según los datos comunicados por la Dirección General de los Extranjeros en Francia (DGEF). Las cifras comunicadas por la DGEF y las publicadas por el Ministerio del Interior demuestran claramente una situación difícil de manejar para el Estado y para los migrantes.

De hecho, las cifras dadas por el ministerio censan 300.000 personas en situación irregular en el país. En un informe publicado el 16 de enero por la DGEF las expulsiones de extranjeros en situación ilegal han aumentado de un 14.6% por un total de 14.859 regresos forzados.

Asimismo, en el 2017 un 35.8% de los solicitantes de asilo obtuvieron el estatuto de refugiado contra un 37.7% en el 2016.

Durante su discurso, Emmanuel Macron admitió que la legislación europea sobre la inmigración “no es satisfactoria” aunque revisar el sistema actual, el “sistema de Dublin” que encarga el país europeo de entrada del proceso de la solicitud de asilo, “no es posible a corto plazo”.

La visita a Calais del jefe de Estado ocurrió dos días antes de una cumbre franco-británica durante la cual las cuestiones de acogida y de inmigración serán discutidas mientras que París considera que el Reino Unido no hace demasiado esfuerzo para aliviar la situación de los migrantes de Calais.

La cuestión compleja del acuerdo del Touquet, firmado en el 2003, que ubica la frontera británica en Calais y que Francia quiere modificar debería ser mencionada.

Con AFP y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.