Saltar al contenido principal

El Papa Francisco pidió perdón por los abusos de menores por parte del clero chileno

El Papa Francisco habla ante la mirada de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en el Palacio Presidencial La Moneda en Santiago, Chile, el 16 de enero de 2018.
El Papa Francisco habla ante la mirada de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en el Palacio Presidencial La Moneda en Santiago, Chile, el 16 de enero de 2018. Vincenzo Pinto / Reuters

En su discurso ante las autoridades en el Palacio La Moneda, el sumo pontífice aseguró que siente “dolor y vergüenza” ante el “daño irreparable” causado a los niños por los abusos sexuales por parte de integrantes de la Iglesia católica.

Anuncios

En el inicio de su agenda oficial en Chile, el Papa Francisco pidió “perdón” a las víctimas de los casos de pederastia ocurridos en la Iglesia chilena, bajo la mirada de la presidenta Michelle Bachelet, funcionarios chilenos y diplomáticos extranjeros en el Palacio La Moneda, sede del Ejecutivo del país austral.

“Aquí me siento obligado a expresar mi dolor y vergüenza por el daño irreparable causado a los niños por algunos ministros de la Iglesia”, dijo en el palacio presidencial, palabras que fueron seguidas por el aplauso sostenido de los presentes.

“Soy uno con mis hermanos obispos, porque es correcto pedir perdón y hacer todo lo posible para apoyar a las víctimas, así como cuando nos comprometemos a garantizar que esas cosas no vuelvan a suceder”, agregó.

El papa pide perdón por los abusos de la iglesia

Algunos sectores del catolicismo chileno se encontraban molestos con el nombramiento dispuesto por Francisco de Juan Barros como obispo de la pequeña diócesis de Osorno en el centro-sur de Chile.

Barros ha sido acusado de proteger a su antiguo mentor, el padre Fernando Karadima, a quien una investigación del Vaticano declaró culpable en 2011 de abusar de adolescentes durante varios años. Karadima ha negado las acusaciones y Barros aseguró que no tenía conocimiento de los hechos denunciados.

Además, ante la llegada de Francisco a Chile, la organización Bishop Accountability publicó esta semana un listado con casi 80 sacerdotes, clérigos y una monja acusados de abusos sexuales a menores de edad en el país sudamericano.

Patricia Luna, corresponsal de France 24 en Santiago de Chile

Francisco pidió que los gobernantes escuchen a los pueblos originarios

En otro tramo de su alocución en el Palacio La Moneda, el Papa Francisco instó a los gobernantes chilenos a escuchar a los pueblos originarios y respetar sus derechos.

En ese sentido, el sumo pontífice pidió que los reclamos de las comunidades indígenas “frecuentemente olvidadas” sean atendidos y su cultura sea protegida “para que no se pierda la identidad y riqueza de esta nación”.

Ese pedido de Francisco llegó después de que reiterara la necesidad de que las autoridades tengan “capacidad de escucha”. Por eso, recalcó que, además de las comunidades indígenas, los gobernantes deben atender a los desempleados “que no pueden sustentar a sus familias”; a los inmigrantes “que llaman a las puertas de este país” para “mejorar y construir un mundo mejor para todos”; a los ancianos, los jóvenes y los niños.

Al mismo tiempo, Francisco se refirió a la problemática del cuidado medioambiental y de la explotación de los recursos naturales cuando citó su encíclica “Laudato Si” y pidió no conformarse “con ofrecer respuestas puntuales a los graves problemas ecológicos y ambientales”.

En ese aspecto, resaltó la necesidad de ofrecer “un pensamiento, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resistencia contra del paradigma tecnocrático” y volvió a poner el foco sobre los pueblos originarios al señalar que su sabiduría “puede ser el gran aporte” y que “de ellos podemos aprender que no hay verdadero desarrollo en un pueblo que da la espalda a la tierra”.

El Papa reconoció la “solidez y madurez cívica” de Chile

Asimismo, Francisco aseguró que la “pluralidad étnica, cultural e histórica” de Chile “exige ser custodiada de todo intento de parcialización o supremacía”, lo cual “pone en juego la capacidad para deponer dogmatismos exclusivistas en una sana apertura al bien común”.

Por otro lado, el Papa reconoció la “solidez y madurez cívica” de Chile, que ha logrado atravesar “diversos períodos turbulentos” para “consolidar y robustecer el sueño de los padres fundadores”. Además, saludó al presidente electo Sebastián Piñera, que se ubicó en primera fila y recibió un presente por parte del obispo de Roma.

Con Reuters, EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.