Cine / Abuso sexual

Dylan Farrow reafirma acusaciones de abuso sexual contra su padre, Woody Allen

Esta foto de archivo tomada el 14 de noviembre de 2017 muestra a Woody Allen asistiendo a la proyección de "Wonder Wheel" en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York.
Esta foto de archivo tomada el 14 de noviembre de 2017 muestra a Woody Allen asistiendo a la proyección de "Wonder Wheel" en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York. Dimitruis Kambouris / Getty / AFP

Después de que el movimiento #Metoo fuera protagonista en 2017, Hollywood se pregunta si “es la hora” del aclamado director Woody Allen. Una nueva declaración de Farrow y el distanciamiento de varias estrellas hacia el director abren la puerta.

Anuncios

“¿Cuál es tu película favorita de Woody Allen? Antes de responder, deberías saber que cuando yo tenía 7 años, Woody Allen me tomó de la mano y me llevó a un ático oscuro (...) Me dijo que me acostara boca abajo y jugara con el tren eléctrico de mi hermano. Entonces me atacó sexualmente. Me hablaba mientras lo hacía, diciéndome en susurros que era una buena niña, que este era nuestro secreto”.  

Así arranca la carta abierta que Dylan Farrow, hija adoptiva de Mia Farrow y Woody Allen, publicó en el blog de Nicholas Kristof en el diario The New York Times en febrero de 2014 y revivió el fantasma de supuestos abusos del aclamado director de cine.

Cuatro años después y tras la ola de denuncias sobre abuso sexual alentada por movimientos en todo el mundo bajo el lema ‘Me too’ (yo también), Dylan Farrow da su primera entrevista para la televisión, reafirma sus denuncias contra su padre y recibe un respaldo sin precedentes.

En un adelanto de la entrevista en ‘CBS This Morning’ con el periodista Gayle King, Farrow dice que “todo lo que puedo hacer es contar mi verdad y esperar que alguien me crea en lugar de solo escucharme”.

Confrontada por su entrevistador sobre si había un posible propósito de acabar con Woody Allen, la mujer respondió enfática con preguntas: “¿por qué no debería querer derribarlo? ¿Por qué no debería estar enfadada? ¿Por qué no debería estar herida? ¿Por qué no debería sentir una especie de indignación por haber sido, ignorada, apartada y por no haberme creído todos estos años?”.

La idea que reforzó Farrow de su credibilidad se da por el hasta ahora avasallante respaldo al director de Manhattan (1979), Alice (1990) y Medianoche en París (2011) entre otras, basado en su prestigio, trayectoria y producción intelectual que sigue descrestando a sus 82 años.

Fue durante y después de la separación de Allen y Mia Farrow lo que abrió la historia sobre los abusos a Dylan, quien denunció por primera vez a su padre adoptivo en 1992. El devenir de otra historia que se gestaba por esa época ahondo sobre las preferencias de Woody, cuando tenía más de 50 años: inició una relación con su hija adoptiva  Soon-Yi Previn, quien ese entonces tenía 19 años. La pareja finalmente se casó, soportando una intensa polémica, en 1997.

Allen: “la amé y espero que algún día ella entienda cómo la han engañado”

Woody Allen ha negado varias veces las acusaciones y en una de las cartas donde detalló su defensa, sostiene que todo fue “inventado” por Mia Farrow, quien le habría hecho creer a su hija la historia.

“Yo no abusé de Dylan (...) la amé y espero que algún día ella entienda cómo la han engañado y la han privado de tener el amor de un padre, explotada por una madre más interesada en su propia ira enconada que en el bienestar de su hija”.

En el extracto de la entrevista que se conoció este 17 de enero, Farrow dice que es importante que “la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas”.

Por eso el halo de intocable que parece tener Allen en Hollywood podría amenazado por la fuerza de las olas de denuncias sobre abuso sexual que ya han dejado bajo el reflector a poderosos hombres del cine como Harvey Weinstein y otros del mundo de la política.

Actrices y actores, hasta de su última película, le dan la espalda a Woody Allen

Aunque los comentarios contra Woody Allen no son explícitos, varias actrices decidieron adoptar una estrategia para protestar y darle su apoyo a Dylan, al menos de forma implícita.

Así, la primera en hacerlo fue Rebecca Hall, quien trabajó con Allen durante ‘Vicky Cristina Barcelona’ (2008) quien el 12 de enero anunció que donaría su salario por el rodaje de la película, también dirigida por Allen, ‘A rainy day in New York’, al fondo de defensa legal contra el acoso sexual, “Time is Up”, creado por mujeres prominentes del mundo del cine y la televisión.

Hall relató que después de aceptar el papel, que solo tuvo de rodaje un día, estuvo en conflicto luego de leer las denuncias de Farrow y concluyó que sus “acciones han hecho sentirse a otra mujer silenciada y ninguneada. Lo siento profundamente. Lamento mucho esta decisión y no la repetiría a día de hoy”.

No solo son mujeres las que protestas de esta forma particular contra Allen. Thimotée Chalamet, joven protagonista de la última película de Allen, también anunció que donaba el salario recibido por su participación en el filme.

“Se ha vuelto mucho más claro para mí en los últimos meses, después de haber sido testigo del nacimiento de un movimiento poderoso que quiere acabar con la injusticia, la desigualdad y, sobre todo, el silencio”, dijo el actor de 22 años, refiriéndose a #Metoo.

Chalamet, de 22 años, lamentó no poder “por razones de contrato” hablar sobre su decisión de trabajar en ‘A rainy day in New York’, pero señaló que donará “todo” su salario “a tres asociaciones” de asistencia a víctimas de acoso sexual: Time is Up, The LGBT Center y RAINN.

Ellen Page: “trabajar con Woody Allen es el mayor arrepentimiento de mi carrera”

Y fue Oprah Winfrey, recientemente alabada por su discurso en la gala de los Globos de Oro quien abrió la oportunidad para que otras actrices se ‘rebelaran’ contra Woody Allen.

Mientras discutía con las líderes de Time is Up (Reese Witherspoon, Natalie Portman, America Ferrera y Nina Shaw entre otras) y el futuro del movimiento, Oprah preguntó si “ya se ha terminado el tiempo de Woody Allen”. Portman dijo “yo te creo, Dylan”, respuesta que bastó para que las demás apoyaran la idea.

La lista que ya encabezaban actrices como Ellen Page, quien dijo que trabajar con Allen “es el mayor arrepentimiento” de su carrera, se ha hecho más nutrida con los últimos acontecimientos que dejan cada vez más solo al aclamado director.

Dylan Farrow y Mia Farrow
Dylan Farrow (I) y Mia Farrow (D) asisten a la Gala Time 100 de 2016, en el Jazz At Lincoln Center en el Times Warner Center el 26 de abril de 2016 en la ciudad de Nueva York. Ben Gabbe / Getty / AFP

Aunque no se conoce una reacción de Allen, algunas frases de su carta publicada en febrero de 2014, también en The New York Times, hacen eco:

“Que te enseñen a odiar a tu padre y te hagan creer que abusó de ti ya causó un daño psicológico en esta hermosa y joven mujer y Soon-Yi y yo esperamos que algún día ella entienda quién la ha transformado realmente en una víctima y se reconecte con nosotros (...) nadie quiere desalentar que las víctimas de abusos hablen sobre lo que les pasa, pero uno debe tener en mente que a veces hay gente que es falsamente acusada y que es algo también terriblemente destructivo”.

Pero ahora los reflectores se han girado hacia el director, hacia el genio, acusado de abuso sexual.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24