Saltar al contenido principal

Terrorismo e inmigración, May fortalece su relación bilateral con Francia

El presidente francés Emmanuel Macron y la primera ministra británica Theresa May durante la cumbre franco-británica en Sandhurst, cerca de Londres, el 18 de enero del 2018.
El presidente francés Emmanuel Macron y la primera ministra británica Theresa May durante la cumbre franco-británica en Sandhurst, cerca de Londres, el 18 de enero del 2018. Hannah McKay / Reuters

La primera ministra británica Theresa May recibió al presidente francés Emmanuel Macron para la 35° cumbre bilateral entre los dos países. En la víspera del Brexit, los dos países trabajan sobre una relación más estrecha.

Anuncios

La antigua rivalidad entre Francia y el Reino Unido fue dejada de lado durante la 35° cumbre franco-británica celebrada el 18 de enero. La primera ministra británica, Theresa May, recibió a su homólogo francés Emmanuel Macron en su primera visita desde su elección en mayo.

El Reino Unido, que se prepara activamente para su salida de la Unión Europea, busca fortalecer sus relaciones bilaterales con algunos miembros del bloque europeo, en particular con Francia. Las relaciones entre los dos países vecinos han sido más complejas desde el inicio de la crisis migratoria en Europa.

Sin embargo, en los sectores de la defensa y de la inteligencia la cooperación entre los dos países será aún más cercana en un contexto de una sucesión de atentados terroristas por ambos lados de la Mancha.

El tema del Brexit "no estuvo en el centro de nuestras discusiones" precisó el presidente Macron. No obstante agregó que se lamenta de la decisión del pueblo británico y que no permitirá que el sector financiero de Gran Bretaña tenga un acceso privilegiado al mercado único.

May ofreció 50 millones de euros para la inmigración

La situación de miles de migrantes en la ciudad francesa de Calais ha sido el origen de un enfriamiento en las relaciones entre Londres y París. Durante su visita del 16 de enero a Calais, el presidente francés había advertido que pedirá esfuerzos adicionales por parte del Reino Unido. El presidente Macron insistió durante la rueda de prensa que "es un desafío común y juntos tendremos éxito".

En respuesta, el gobierno de May anunció una participación de 50 millones de euros (62 millones de dólares) para incrementar la seguridad alrededor de Calais. Los fondos serán dedicados al material para construir cercas, cámaras de vigilancia y otras tecnologías para Calais y algunos otros puntos de la costa francesa de la Mancha.

Los dos países siguen por el momento las reglas establecidas por el Tratado del Touquet, firmado en el 2003, con el objetivo de ralentizar los flujos de migrantes ilegales que pasan a Inglaterra y ubicó la frontera británica al lado francés del mar. El tratado ha provocado una concentración de miles de migrantes y pone la carga de bloquear su entrada al Reino Unido sobre Francia, lo que ha sido fuertemente criticado por varios políticos franceses.

El tratado del Touquet fue enmendado durante la cumbre franco-británica para "fortalecer la gestión de nuestra frontera común".Tras una rueda de prensa conjunta entre May y Macron, los ministros de Relaciones Exteriores de los dos países firmaron el tratado de Sandhurst, la forma actualizada del tratado anterior.

Londres se comprometió a examinar las solicitudes de asilo “en algunos días” para acoger más rápidamente los migrantes que esperan en Calais, según el palacio del Eliseo.

Además, Francia quería una acogida más importante de los menores aislados, vulnerables o que pueden beneficiarse de una reagrupación familiar. A finales del 2016, unos 2.000 menores fueron censados antes de la destrucción de la “jungla de Calais” y el Reino Unido se había comprometido a acoger todos los que tenían familiares en su país. Pero al final, solo 893 fueron aceptados del otro lado de la Mancha y solo 8 menores fueron acogidos desde un año.

May: “mantener nuestros valores como democracias liberales frente a todas las amenazas”

Además del tema de la inmigración, el de la seguridad y de una cooperación militar post-Brexit fue un punto esencial de la visita de Macron. Una fuente del gobierno francés dijo a la AFP que: “el Brexit es una cosa, exige toda nuestra energía, pero la determinación por ambos lados es de mantener, desarrollar y cultivar esta alianza”.

Theresa May declaró antes de la llegada del presidente francés que la cumbre franco-británica “destacará que continuamos estando comprometidos en defender nuestro pueblo y mantener nuestros valores como democracias liberales frente a todas las amenazas tanto en el territorio o al extranjero”.

Así el Reino Unido mandará tres helicópteros y tropas para apoyar logísticamente la operación militar francesa contra militantes islamistas en la región africana del Sahel. Una buena noticia para las fuerzas francesas y del G5 Sahel que tienen dificultades en desarrollar de manera eficaz su misión en el continente.

A cambio, Francia mandará tropas en el 2019 para unirse a una coalición de la OTAN en Estonia, apuntada a controlar una Rusia cada vez más autoritaria en la región.

Además, por primera vez los líderes de las cinco agencias de inteligencia más importantes de ambos lados se reunieron para discutir cómo mejorar el intercambio de informaciones.

Con respeto a la difusión de informaciones, ambos mandatarios han anunciado en sus países que buscarán aumentar el control sobre la propaganda de un islam radical sobre internet. El portavoz del gobierno de Theresa May explicó que el objetivo es “asegurar que el internet no pueda ser utilizado como un espacio seguro para los terroristas y criminales”.

Al nivel europeo, el Reino Unido decidió respaldar el proyecto de la Iniciativa de Intervención Europea, es decir una fuerza europea multinacional empujada por el presidente Macron. Él pretende desarrollar un presupuesto de defensa europeo y una doctrina de seguridad común a todos los países miembros.

Con AFP y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.