Turquía

Turquía desplazó sus tropas a la frontera con Siria

Un tanque turco llega a una base militar a la frontera con Siria, el 17 de enero del 2018.
Un tanque turco llega a una base militar a la frontera con Siria, el 17 de enero del 2018. Osman Orsal / Reuters

La frontera entre Turquía y Siria está transformándose en la escena de tensiones políticas nacionales e internacionales. Turquía mandó tropas en la región para luchar contra los kurdos, que son apoyados por Estados Unidos.

Anuncios

La respuesta del presidente turco Recep Tayyip Erdogan a la decisión de Donald Trump de formar un ejército de 30 mil personas para ayudar a las fuerzas kurdas fue inmediata. El mandatario decidió incrementar su presencia militar en el enclave de Afrin a la frontera con Siria, desplazando tanques y tropas hacia esta región.

El Consejo de Seguridad Turco, el MGK, hizo una declaración que muestra claramente un aumento de las tensiones entre Turquía y su aliado estadounidense: "cuando existe una clara amenaza de organizaciones terroristas contra nuestro país, lamentamos que un país que se define como aliado en relaciones bilaterales y en la OTAN no tome en cuenta nuestra seguridad y considere a los terroristas como compañeros y les hayan dado armas".

El gobierno de Erdogan ha repetido varias veces que no dudaría en lanzar una operación militar para luchar contra las “Unidades de Protección del Pueblo” kurdo, el YPG. Las fuerzas kurdas están establecidas en el sur del país y reclaman su autonomía desde muchos años, a pesar de las amenazas del gobierno central y de su clasificación como organización terrorista.

Sin embargo, los kurdos son aliados de Estados Unidos en la lucha contra el grupo Estado Islámico en Siria. Estados Unidos empezó a armar a las milicias kurdas con el objetivo de crear una nueva fuerza para combatir en las zonas fronterizas con Turquía e Irak.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24