Bruselas convoca 9 países preocupada por la calidad de su aire

Anuncios

Bruselas (AFP)

La Comisión Europea anunció este viernes la celebración de una reunión ministerial el 30 de enero en Bruselas con nueve países, entre ellos España, Francia y Alemania, inmersos en procesos de infracción por no respetar las normas europeas sobre la calidad del aire.

Estos países forman parte de los 23 que superan los límites de emisión fijados en la UE para el dióxido de nitrógeno o las partículas finas PM10, compuestos vinculados especialmente al tráfico rodado y peligrosos para la salud.

Bruselas decidió así convocar en Bruselas a los ministros de Medio Ambiente de España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia, República Checa, Hungría, Rumanía y Eslovaquia, mientras se plantea si llevarlos o no ante el Tribunal de Justicia de la UE.

El ejecutivo comunitario ya llevó a Bulgaria y a Polonia ante el alto tribunal europeo, un procedimiento que podría terminar en duras sanciones económicas, al no cumplir con sus recomendaciones tras varios avisos.

Esta "cumbre ministerial" prevista a finales de enero busca "proteger a los ciudadanos y aclarar que si no mejora la calidad del aire, habrá consecuencias legales para estos países", declaró en un comunicado el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella.

Más de 400.000 ciudadanos mueren prematuramente cada año en la UE por la mala calidad del aire, que también causa enfermedades respiratorias y cardiovasculares, según la Comisión Europea.

Hace casi un año, Bruselas ya lanzó un "último aviso" a las cinco principales economías del bloque -Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España-, que forman parte de los trece países que no respetan los límites fijados para el dióxido de nitrógeno.

Entre las medidas recomendadas por la Comisión figuran "la reducción del volumen global del tráfico", transitar hacia "vehículos eléctricos", "la adaptación del comportamiento de los conductores" o "la reducción de las emisiones de los vehícules diesel".

Un total de 16 países están inmersos en procesos de infracción, en diferentes etapas, vinculados a los límites de emisión de partículas finas.

La Oficina Europea del Medio Ambiente, una red de 140 organizaciones ecologistas europeas, celebró la iniciativa de la reunión del "grupo tóxico", pero advirtió que no debe hacerse "en detrimento de los procedimientos de infracción".