Líbano afirma haber desbaratado ataques del grupo EI a fin de año

Anuncios

Beirut (AFP)

Las autoridades libanesas afirmaron este viernes haber desbaratado ataques del grupo Estado Islámico (EI) contra centros religiosos e instituciones públicas durante las fiestas de fin de año.

Sin revelar los detalles de estas operaciones, las autoridades aseguraron haber vigilado durante varios meses a un comandante de Estado Islámico para desbaratar los planes del grupo ultrarradical.

Durante cinco meses una fuerza de elite vigiló a un comandante iraquí de EI para obtener informaciones sobre los proyectos del grupo, anunció el viernes en conferencia de prensa el ministro de Interior libanés, Nuhad Mashnuk.

El comandante Abu Jaafar al Iraki, detenido en junio en la capital libanesa, fue encargado por la organización de montar una célula de EI en Líbano, según informaciones reveladas en la conferencia de prensa.

Esta célula debía perpetrar atentados pero también acoger a los altos dirigentes del grupo que huían de Irak y Siria.

Durante cinco meses, Abu Jaafar tuvo como domicilio una vivienda alquilada para él por las autoridades libanesas, que lo colocaron bajo escucha, se supo en la conferencia de prensa.

"Es una de esas pocas operaciones en donde hay alguien tan importante (...) y se lo puede utilizar durante cinco meses para revelar planes que debían suceder durante las fiestas, contra lugares de culto y edificios públicos", precisó Mashnuk, sin dar más detalles.

Durante años EI estuvo presente en la frontera entre Siria y Líbano.

Abu Jaafar había pedido ayuda a la dirección de EI en Irak y en Siria para planificar ataques durante el Año Nuevo y le habrían dicho que podría obtener cinturones de explosivos y armas automáticas, indicaron las autoridades.

Un miembro libanés del EI pudo ser detenido en el marco de esta operación, pero el ministro no habló de más detenciones.