Saltar al contenido principal

Supermercados agotan sus inventarios y agravan la situación de escasez en Venezuela

En algunos estantes solo se ve salsa de tomate, mostaza, vinagre y agua.
En algunos estantes solo se ve salsa de tomate, mostaza, vinagre y agua. Herminia Fernández / France 24

Vuelven las imágenes de estantes semivacíos en los supermercados de Venezuela. Los comercios han sido obligados por el gobierno de Nicolás Maduro a bajar los precios, lo que afecta notoriamente la reposición de mercancía.

Anuncios

Caracas. Supermercados desolados, sin clientes, ni productos de consumo diario para adquirir. Ese es el panorama de Venezuela en el primer mes del año 2018.

Neveras apagadas, estantes vacíos, o llenos de salsa de tomate, mostaza, vinagre y agua. Son las opciones de los venezolanos para poder abastecer sus anaqueles.

Normalmente, enero suele ser un mes donde hay menos productos en estanterías, mientras se ponen al día los proveedores. Pero este año, en particular, ha sido el peor para la escasez de alimentos, después de que el Gobierno Nacional exigiera a 26 cadenas de supermercados bajar sus precios a como estaban marcados en diciembre.

Los venezolanos se abalanzaron a comprar todo lo que estuviera a su alcance, tras la medida gubernamental, y ahora no hay reposición de inventario, expresó un gerente de una tienda en Caracas que no quiso ser identificado.

Jesús Carreño, al salir de compras de un supermercado con algo de fruta, señaló que si el gobierno sigue obligando a las cadenas a bajar los precios, el desabastecimiento será peor. “Ningún empresario va a invertir a pérdida. Si siguen con estas políticas ya no vamos a tener qué comer”, sentenció.

Hace unos días el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami insistió en que no se pueden subir los precios, que deben mantenerse tal como estaban a finales de 2017.

El Aissami destacó que 6.500 productos registraron un incremento entre el 10 y 10.000 %, entre los que destacan las latas de sardinas, y que el pasado 4 de enero se marcó con un precio 567% más elevado que el de diciembre.

“Los precios que ustedes colocaron son precios criminales brutales y sin justificación. Es necesario que reflexionemos, porque el daño que ustedes hacen con estas medidas, es un daño que atenta contra la estabilidad y la paz, que afecta el derecho que tiene el pueblo al acceso a bienes y servicios”, dijo el funcionario.

Los dueños de los comercios se niegan a dar alguna declaración sobre las medidas gubernamentales.

Escasez en los supermercados de Venezuela

“Ya la gente en este país se está muriendo de hambre”

El Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) confirmó recientemente que el desabastecimiento va a seguir incrementándose, porque además de bajar los precios, el gobierno prohibió a los comercios aceptar mercancía a precio nuevo, así que se afectará toda la cadena de producción.

Y ya se empezó a tocar la cadena de producción. William Contreras, jefe de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), dijo que las compañías Nestlé y Procter & Gamble forman parte de las asociaciones que hicieron cambio a los precios fijados por la Superintendencia.

“Si no cumplen con la baja de precios se tomará como boicot y se procede a sancionar. La sanción es de 10 a 15 años de cárcel, se efectúa el decomiso, entre otras medidas”, aseveró.

Josefina Méndez, otra usuaria del supermercado, indicó que ese proyecto económico, en el que insiste la administración del presidente Nicolás Maduro, es contrario a la realidad venezolana.

“Qué más precios van a bajar si ya no tienen qué vender. Yo veo la situación crítica. Ya la gente en este país se está muriendo de hambre. Puede que venga en algún momento una explosión social”, alertó la ciudadana.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.