Saltar al contenido principal

Alemania y la incertidumbre ante la votación por la cuarta “gran coalición”

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el líder del Partido Social Demócrata, Martin Schulz, durante la conferencia de prensa que ofrecieron el 12 de enero en Berlín, tras conversar sobre la formación de una coalición.
La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el líder del Partido Social Demócrata, Martin Schulz, durante la conferencia de prensa que ofrecieron el 12 de enero en Berlín, tras conversar sobre la formación de una coalición. Hannibal Hanschke / Reuters

El 21 de enero, 600 socialdemócratas decidirán si respaldan el proyecto de coalición gubernamental con el conservador partido político de la canciller alemana Angela Merkel.

Anuncios

El panorama político alemán está en la víspera de un momento crucial. El 21 de enero, 600 delegados del Partido Social Demócrata (SPD) participarán en una votación decisiva. El respaldo de la formación de una cuarta “gran coalición” está en sus manos.

Será una sesión extraordinaria en la que los socialdemócratas dirán si respaldan la unión de fuerzas políticas con los conservadores, un enlace que ubicaría a la canciller Angela Merkel y al líder del SPD, Martin Schulz, en un terreno conjunto.

Merkel defiende el proyecto de coalición gubernamental como una medida para estimular la estabilidad política de su continente. Ella es optimista. Busca la “luz verde” de los socialdemócratas para impulsar el desarrollo de una serie de reformas en la Unión Europea. Mientras que Schulz, pese a que tiene sus reservas, intenta sumar los miembros de su partido a favor de la coalición.

Durante los últimos días, ambos recorrieron distintos puntos de Alemania y participaron en extensas conversaciones de negociación política previa a la votación. Un acuerdo pactado entre el SPD y Merkel reúne las condiciones y características de la unión. Incluso, contempla el diseño de un plan para el tratamiento de todos los temas referentes a la eurozona.

La expectativa del SDP ante la votación por la coalición con Merkel

Los socialdemócratas tienen sus reservas. No se sienten del todo cómodos con la idea de formar una colación con Merkel. Pero reconocen los efectos positivos que puede traer consigo. Thorsten Schaefer–Guembel, líder del SPD en Hesse, uno de los 16 estados federados en Alemania, aseguró que, pese a que no es “amigo” de la propuesta, está “a favor de tomar ese camino”.

Las opiniones entre los miembros del SPD están divididas. Dietrich Mueller se declara escéptico sobre el resultado de las conversaciones exploratorias y asegura temer que la mayoría de los políticos de su partido vote en contra. Mientras que Michaela Hennes es tajante al decir que considera que los votantes ya dejaron claro que se niegan a formar otra “gran coalición”.

En casi cuatro meses, Merkel no consigue formar un gobierno

Algunos analistas advierten sobre el impacto que tendría un resultado negativo en la votación. Para Peter Matuschek, experto en política de la compañía de votación Forsa, esto sería una “catástrofe”.

“Los votantes considerarían que el SPD está totalmente reacio a gobernar. Sin duda, perderían su estado como el partido del pueblo. Es la única oportunidad que tienen para demostrar que son capaces, tal vez con nuevas personas, con caras nuevas que se convertirán en ministros”, explicó Matuschek a la agencia internacional de noticias Reuters.

En septiembre de 2017 se llevaron a cabo las elecciones nacionales y todavía la canciller Merkel no consigue integrar un gobierno sólido y equilibrado, lo que sume a Alemania en una incertidumbre que solo se disipará cuando se conozca el resultado de la votación por la coalición.

No será una decisión fácil. De ser rechazada la propuesta de coalición, Alemania estaría llamada a realizar una nueva elección o a elegir a un gobierno minoritario, esta sería la primera vez que ese país sería sometido a un proceso similar desde la época de la posguerra.

Las dudas no cesan y, aunque los expertos se resisten a pronosticar lo que podría suceder, explican que temen que las nuevas elecciones fortalezcan la Alternativa de Derecha Extrema que desde septiembre se convirtió en una nueva opción política en Alemania.

Con Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.