Saltar al contenido principal

El COI y las dos Coreas celebran una cumbre olímpica en Suiza

4 min
Anuncios

Lausana (Suiza) (AFP)

Corea del Norte, que boicoteó en 1988 los Juegos Olímpicos de verano disputados en Seúl, sí estará en febrero en la cita de invierno en Pyeongchang, también en suelo de su vecino del Sur, y los detalles sobre su delegación allí se debaten este sábado en una 'cumbre olímpica' en Lausana.

La sede del Comité Olímpico Internacional (COI) en Suiza sirve de escenario para este histórico encuentro, de un valor más significativo desde el punto de visto diplomático que desde el meramente deportivo.

"Hemos tenido más de 12 horas de conversaciones y negociaciones muy constructivas ayer (viernes), por lo que espero que logremos buenos resultados hoy", declaró este sábado a la prensa Thomas Bach, presidente del COI, sobre una cita que comenzó a las 08h30 GMT.

La presencia de Corea del Norte en los Juegos de invierno no es algo nuevo. Pyongyang ya había enviado por primera vez una delegación a los Juegos de Innsbruck en 1964 y participó en siete de las últimas doce ediciones, la última en 2010 en Vancouver.

Para los anteriores Juegos de invierno, los de Sochi en 2014, ningún norcoreano había logrado clasificarse.

Esta reunión en Lausana llega tras un año de fuertes tensiones en la península, alimentadas por los múltiples tiros de misiles y los ensayos nucleares efectuados por Corea del Norte.

El envío de una delegación a los Juegos Olímpicos en el vecino del Sur es uno de los poco frecuentes hechos que contribuyen a una publicidad diplomática positiva para el gobierno de Kim Jong-Un.

Las decisiones de principio y las propuestas más importantes fueron acordadas entre las dos Coreas, en el plano político y diplomático, lejos de Lausana.

Ahora es el turno de que el COI oficialice y ultime los detalles de la participación norcoreana en la inminente cita olímpica.

Para ello, Bach, citó a tres delegaciones; de Corea del Norte, Corea del Sur y de la organización de los Juegos de Pyeongchang.

Corea del Norte está represantada por su ministro de Deportes, Kim Il-Guk, también presidente del comité nacional olímpico, mientras que por el Sur encabeza la delegación el ministro de Cultura y Deportes, Do Jong-Hwan.

Thomas Bach está, por su parte, rodeado de dos miembros de su Comisión Ejecutiva, el suizo Gianfranco Kasper (presidente de la Federación Internacional de Esquí, la FIS) y por la sueca Gunilla Lindberg, que presidió la comisión de evaluación y luego de coordinación de los Juegos de Pyeongchang.

- Taekwondistas y animadoras -

Pyongyang propuso enviar a una delegación de 550 personas a Pyeongchang, compuesta no solo por deportistas, sino también por animadoras e incluso por un equipo de taekwondo.

Únicamente consiguió clasificarse para los Juegos Olímpicos por sus méritos deportivos una pareja de patinaje artístico, pero Corea del Norte dejó pasar la fecha límite (30 de octubre) para formalizar su inscripción en los Juegos.

El COI podría ahora validar una serie de invitaciones, que incluyan a patinadores de velocidad y esquiadores.

Las dos Coreas han decidido igualmente que tendrán en Pyeongchang-2018 un equipo conjunto de hockey sobre hielo femenino.

Celebrado como "una buena idea en el plano política", la iniciativa suscita sin embargo "preguntas en lo referente a la igualdad deportiva", señalaron el jueves desde la Federación Suiza de Hockey sobre Hielo, cuyo equipo femenino debe medirse a Corea en la apertura del torneo olímpico, el 10 de febrero.

En bobsleigh podría haber un bob a 4 coreano "unificado", pero únicamente para abrir la pista a modo simbólico.

- Desfile conjunto -

El COI también debe determinar las condiciones de alojamiento de los norcoreanos. Su presencia en la Villa Olímpica "no es segura", según una fuente cercana al asunto.

Otro de los puntos que debería validar el COI es la propuesta de las dos Coreas de que los deportistas de ambos países desfilen juntos en las ceremonias de apertura y clausura, con una bandera que represente a la península, como ya ocurrió en los Juegos Olímpicos de Sídney-2000, Atenas-2004 y Turín-2006.

Corea del Norte, con tono amenazante en el plano militar y diplomático, no lo parece tanto en el deportivo.

Su balance en siete Juegos Olímpicos de invierno es de apenas dos medallas: una plata en 1964 y un bronce en 1992, en ambos casos en patinaje de velocidad.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.