Saltar al contenido principal

Erdogan anuncia el comienzo de una operación militar turca contra las milicias kurdas en Siria

El presidente turco, Recep Tayyip Erdonga, hace saludo de honor a un soldado durante una reunión en Kutahya, Turquía.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdonga, hace saludo de honor a un soldado durante una reunión en Kutahya, Turquía. Kayhan Ozer / Palacio presidencial turco / Reuters

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que la operación militar contra las milicias en el cantón kurdo de Afrin, en el noroeste de Siria, "ha empezado de facto y continuará".

Anuncios

Luego de varios días de advertencia sobre una posible intervención militar por parte de las fuerzas armadas turcas en las regiones del noroeste de Siria, controladas por los milicias kurdas Unidades de Protección Popular (YPG), el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció el sábado 20 de enero que "la operación en el sector de Afrin ha empezado de facto y continuará".

Así lo anunció el primer mandatario turco en una alocución realizada en la provincia turca de Kütahya, transmitido en directo por la cadena televisiva NTV. Erdogan agregó que el operativo comenzó después del bombardeo transfronterizo y que después seguirá en Manbech, otra de las regiones bajo el control de los miembros de la YPG. Ankara considera al YPG un grupo terrorista por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

El ejército turco informó también que atacó refugios y escondites utilizados por militantes de otros dos grupos, además del YPG: el PKK y el PYD, luego de que militantes dispararan contra soldados turcos dentro de su propio territorio. "Vamos a destruir el corredor terrorista gradualmente, tal y como lo hicimos en las operaciones de Jarabulus y El-bab", señaló Erdogan.

Un mensaje de Erdogan para Estados Unidos

La acción militar directa contra el territorio en poder de la milicia kurda abre un nuevo frente en la guerra civil de Siria y ve a Ankara enfrentarse a los kurdos, aliados de Estados Unidos, en un momento en que las relaciones de Turquía con Washington están llegando a un punto de quiebre.

Durante su discurso, el presidente turco arremetió también de forma indirecta contra las pretensiones de EE. UU. de establecer una fuerza local fronteriza de milicias sirias, supuestamente en su mayoría kurdas.

"A nuestros ojos, todo lo que se compone de terroristas, llámese cómo se llame, y aunque cambie su nombre, es una organización terrorista. No son guardianes de frontera. ¿A quién quieren engañar? Esta organización se llama PKK", dijo Erdogan.

El Departamento de Estado de EE. UU. pidió a Turquía que enfoque sus fuerzas en la lucha contra los militantes del Estado Islámico (EI) y describió la actividad turca en Afrin como desestabilizadora.

"Uno dice 'Fundaremos un ejército'. Otro dice: 'No hay tal intención'. Y antes de que seque la tinta dicen 'estableceremos unos guardianes de frontera'. Entre ellos no se ponen de acuerdo", añadió el mandatario turco en alusión a las declaraciones de diferentes altos cargos de Estados Unidos.

"Pase lo que pase, lo que ellos dicen ya no nos interesa en absoluto. Porque a nosotros solo nos interesa que acabe lo que hay en este escenario. Hemos ido e iremos" a Siria, aseveró Erdogan.

Las Fuerzas Armadas turcas han enviado en los últimos días refuerzos de blindados y artillería a la provincia turca de Hatay, fronteriza con Afrin, pero según afirmó el gobierno turco en los últimos días, aún hace falta coordinar con Rusia e Irán el uso del espacio aéreo sirio. Sin embargo, tras el anuncio de Erdogan, los rusos anunciaron el retiro de sus tropas de la zona.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.