Política EE. UU.

Estados Unidos entra en cierre parcial de Gobierno por falta de acuerdo entre demócratas y republicanos

Los líderes republicanos se retiran de una conferencia de prensa en el Congreso el 18 de enero de 2018.
Los líderes republicanos se retiran de una conferencia de prensa en el Congreso el 18 de enero de 2018. Yuri Gripas / Reuters

Los desacuerdos entre los republicanos y los demócratas llevaron a Estados Unidos a un cierre parcial. La fecha coincide con el primer año desde que el presidente Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

Anuncios

El 20 de enero parece ser una fecha ligada a la política estadounidense. Desde la medianoche de ese día en 2018, Estados Unidos se encuentra en cierre parcial de Gobierno, justo cuando Donald Trump cumple un año de haber llegado a la Casa Blanca y de asumir la presidencia de ese país.

Este ha sido un periodo marcado precisamente por los choques entre el mandatario y los legisladores, incluso los republicanos. La noche del viernes 19 de enero, la formación conservadora y los demócratas no pudieron llegar a los 60 votos necesarios para extender durante cuatro semanas el presupuesto de la administración.

Esta medida de urgencia había sido aprobada por la Cámara de Representantes, que también dominan los republicanos. Sin embargo, necesitaba tener la aprobación en el Senado, donde esta bancada goza de una mayoría de 51 curules, suma insuficiente para lograr el mínimo requerido.

La negativa de los demócratas ante una eventual deportación de 700.000 inmigrantes que llegaron al país siendo niños, fue una de las razones para que este partido se negara a aceptar el proyecto de ley impulsado por los republicanos, aliados del presidente Trump.

Quiénes resultan afectados por el cierre parcial del Gobierno federal

El cierre parcial del Gobierno afecta principalmente a los empleados federales. Estos trabajadores entran en una licencia obligatoria hasta que se desbloquee el presupuesto para que puedan recibir el pago de sus salarios.

También hay servicios públicos que se ven afectados por este bloqueo. Entre ellos el pago de cheques a personas jubiliadas, a veteranos de guerra, que se retrasan, así como el proceso para sacar pasaportes o visas. De igual forma, todos los parques, museos y zoológicos nacionales cierran sus puertas.

Sin embargo, la Casa Blanca, la reserva federal, el ejército, los controladores de tráfico aéreo y el servicio de seguridad social siguen prestando sus servicios. Aunque por la falta de presupuesto, es normal que prescindan de algunos de sus empleados durante este período.

Segundo cierre parcial de Gobierno desde 2013

Durante la administración del expresidente Barack Obama, el país vivió un cierre parcial en octubre de 2013. Fue una maniobra del Tea Party, el lado más conservador de los republicanos. Desde esta facción querían obstaculizar la implementación de la reforma sanitaria de Obama.

En aquella ocasión, cada uno de los 16 días que duró el cierre le costó al Ejecutivo 24.000 millones de dólares, según la calificadora Standard & Poor’s. Además, en esa oportunidad unos 850.000 empleados resultaron afectados.

Con AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24