Saltar al contenido principal

Los 10 momentos de Trump en su primer año al frente de Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumplirá un año desde su investidura el 21 de enero del 2018.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumplirá un año desde su investidura el 21 de enero del 2018. Jim Watson / AFP

Contra los pronósticos desde su elección, el presidente Donald J. Trump cumple un año de mandato. Aunque han sido 12 meses de intensas controversias, el magnate ha hecho ‘hoyo en uno’ en varios temas.

ANUNCIOS

Se cumple un año de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. El 20 de enero de 2017 el millonario, sin experiencia política, aterrizó al primer puesto ejecutivo de la potencia norteamericana. En 365 días y una agenda mediática particularmente agitada, quedan varios momentos en los que Trump marcó su impronta por encima de la diplomacia.

Se reactiva el miedo a una escalada nuclear EE.UU. - Corea del Norte

En un lado Kim Jong-un, al otro Donald Trump. Pasó lo que muchos analistas consideraron una mezcla explosiva. Después de que Estados Unidos incluyera de nuevo a Corea del Norte en la lista negra de los “países patrocinadores del terrorismo”, esa nación prometió “hacer llover fuego” sobre la nación norteamericana. Trump se mofó del líder de Corea del Norte llamándolo “hombre cohete”. Solo unos días después, el 29 de noviembre en la madrugada, Pyongyang lanzó un misil balístico que por sus características preocupó al mundo. El Hwasong-15, el "mayor ICBM", podría estar armado con una "ojiva nuclear pesada y grande" y sería capaz de atacar al "cualquier parte" de Estados Unidos.

La respuesta de Nikki Haley, embajadora de EE.UU. en la ONU fue contundente: “el dictador norcoreano tomó una decisión que acerca al mundo a la guerra” (..) y si hay una guerra, no se equivoquen, el régimen norcoreano será totalmente destruido”. Aunque el miedo a una escalada nuclear se reactivó con fuerza, las palabras de los mandatarios y sus insultos no pasaron a mayores y se queda, hasta el momento, en una escalada del lenguaje y una demostración de quién usa más adjetivos o quién tiene ‘el botón nuclear más grande’.

Jerusalén, capital de Israel, es "algo obvio”

El presidente Trump provocó una ruptura brutal cuando reconoció unilateralmente el 6 de diciembre del 2017 a Jerusalén como capital de Israel. La decisión del mandatario estadounidense, que provocó el fin del frágil proceso de paz entre palestinos e israelíes, fue condenada unánimemente por la comunidad internacional. Desde entonces, varias protestas han ocurrido a través del Medio Oriente. Palestina e Israel están más alejados que nunca. Ambas partes niegan la posibilidad de la solución “a dos Estados”. La OLP, la Organización de Liberación de Palestina, sugirió en su última cumbre reconsiderar su reconocimiento del Estado de Israel, lo que correspondería un importante paso atrás.

El 17 de enero, Estados Unidos congeló la mitad de su participación al fondo de ayuda a los Palestinos de la ONU. Según los dirigentes palestinos, Estados Unidos ha perdido su estatuto de “mediador” en la crisis que contamina desde hace décadas las relaciones internacionales. Donald Trump ya había elegido su campo cuando retiró a su país de la UNESCO, acusando la organización de ser “anti-israelí”. La violencia entre los dos pueblos ha alcanzado un nivel preocupante con más de una decena de palestinos muertos, un rabino israelí y un Medio Oriente encendido.

Todo apunta a que el 'Rusiagate' es una realidad

Quizás desde el Watergate bajo la presidencia de Richard Nixon en 1972, ningún otro presidente estadounidense ha estado tan involucrado en una investigación judicial. Las revelaciones del 'Rusiagate' han marcado el primer año de mandato de Donald Trump. Robert Mueller, el responsable de la investigación, busca los posibles vínculos entre el equipo de campaña de Trump con políticos rusos. Las pruebas de injerencia rusa en las elecciones del 2016 serían un escándalo político tan masivo que podría conducir a la destitución del presidente Trump.

El presidente ruso Vladimir Putin y el presidente Trump durante la cumbre de la APEC en Vietnam, el 11 de noviembre del 2017.
El presidente ruso Vladimir Putin y el presidente Trump durante la cumbre de la APEC en Vietnam, el 11 de noviembre del 2017. Mikhail Klimentyev / Sputnik / AFP

Personalidades y responsables muy cercanos del presidente están bajo investigación, por ejemplo, su propio hijo, Donald Trump Jr., por haber tenido contactos varias veces con el sitio WikiLeaks que publicó los correos electrónicos robados al equipo de Hillary Clinton. Además, Trump desprecia el trabajo de la justicia: calificó de “muy injusto” el trato que recibió el exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, quien reconoció haber mentido al FBI sobre sus contactos con funcionarios rusos en nombre del mandatario. El exdirector de campaña Paul Manafort, Rick Gates y George Papadopoulos, tres exasesores del actual mandatario, ya fueron formalmente acusados por un gran jurado federal por cargos de conspiración contra Estados Unidos, ser un agente no registrado de un principal extranjero y otros diez cargos.

El círculo parece estar cerrándose alrededor de Donald Trump con la orden de testimonio que recibió el exasesor estratégico del presidente, Steve Bannon. El congresista de Texas, Mike Conaway, declaró al sitio Politico que “vamos a tener respuestas con Steve Bannon”.

El muro en la frontera con México, una promesa difícil de cumplir

Una de las propuestas más rimbombantes de campaña. 3.100 kilómetros de frontera y 1.300 para construir. Aunque el muro aún no se construye, Donald Trump sigue defendiendo su propuesta para “detener el flujo masivo de drogas” proveniente de México, “el país más peligroso del mundo”. Lo único construido, nuevo, fueron los ocho prototipos de cuatro empresas que esperan ganar el millonario contrato. El muro costaría 22.000 millones de dólares y hasta el momento solo están aprobados 1.600 millones.

Pero para Trump lo que falta, más la carga diplomática que supone la construcción de la frontera, no es un gran problema. Para el mandatario las cuentas están claras: “el Muro será pagado por, directa o indirectamente, o a través de un reembolso a largo plazo, por México, que cuenta con un absurdo superávit de 71.000 millones de dólares con EE.UU.”. México reiteró que no iba a pagar el muro y le recordó al magnate que la “violencia por el tráfico ilícito de drogas (...) es un problema compartido” por la “alta demanda de drogas” Estados Unidos.

Reforma fiscal, el gran logro legislativo de Trump

El presidente no pudo terminar mejor el 2017. Como un regalo de navidad, el 20 de diciembre fue aprobado definitivamente la reforma fiscal, el mayor recorte de impuestos desde 1986. Trump no ahorró calificativos y felicitaciones, para él. “Les prometí a los estadounidenses un recorte de impuestos grande y hermoso para Navidad. Con la aprobación final de esta legislación, eso es exactamente lo que están obteniendo”, dijo el mandatario. Con la ley aprobada se reduce significativamente la tasa impositiva estatutaria corporativa de ese país del 35% al 21%. Según el millonario, este recorte beneficiaría el crecimiento económico. El paquete incluye un bajón de impuestos por un volumen de casi 1,5 billones de dólares, donde la mayoría de los contribuyentes pagarán menos al fisco.

Los que se opusieron a la aprobación resaltaron que los más ricos se beneficiarán más de la medida de Trump que la clase media y los pobres. Las críticas no le impidieron a Trump saborear su victoria y adjudicarse el buen momento de la economía estadounidense, lo cual también es una realidad soportada por números.

Estados Unidos, el único país del mundo afuera del Acuerdo de París

Donald Trump cumplió una promesa de campaña: decidió en junio del 2017 retirar a su país del Acuerdo de París, el acuerdo internacional más ambicioso para luchar contra el cambio climático. 'Climato-escéptico' afirmado, el mandatario estadounidense poco a poco ha destruido los avances sobre este tema de su predecesor Barack Obama, por ejemplo, cuando propuso abrir un 90% de las aguas de Estados Unidos a la exploración petrolífera. Sin embargo, su ausencia al One Planet Summit, organizado en Francia en diciembre, fue reemplazada por los representantes de la iniciativa America’s Plegde, impulsada por el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg y el gobernador de California Jerry Brown. Ellos buscan "compilar y cuantificar las acciones de los estados, ciudades y empresas para que sus emisiones de gas correspondan a las metas del Acuerdo de París".

Al principio del mes de enero, Donald Trump anunció que podría ser persuadido a “retornar” al Acuerdo de París si se encuentra un acuerdo “más beneficioso” para Estados Unidos. El calentamiento global es una urgencia mundial. La ONU comunicó el 19 de enero que el año de 2017 fue el más caliente jamás registrado en la historia.

Charlottesville y el miedo creciente de las minorías

Algunos tweets de Donald Trump están, frecuentemente, en el límite del racismo, sino totalmente racistas. Por eso no sorprendió que Trump dijera respecto a las violencias de Charlottesville que “la culpa es de ambos lados”. Los eventos de Charlottesville se refieren a los enfrentamientos en agosto del 2017 entre grupos neo-nazis y supremacistas blancos y militantes anti-racismo. Una mujer murió y 19 personas resultaron heridas. Los comentarios de Donald Trump fueron saludados por un exlíder del Ku Klux Klan, David Duke. Desde su llegada al poder, grupos del “alt-right”, es decir de extrema derecha, han llamado la atención por su violencia y sobre todo su creciente popularidad en Estados Unidos.

Donald Trump ha repetido varias veces “no soy racista” pero según el Centro Legal Pobreza Sureña, 917 grupos de odio están actualmente activos en Estados Unidos, frente a 457 en 1999. Retuitear tres vídeos anti-musulmanes de una dirigente británica de extrema derecha no es ciertamente una manera de rechazar las acusaciones de racismo y calmar los grupos extremos.

Fake news, la cruzada de Trump contra los medios

De los 365 días de mandato, pocos no hubo un comentario durante ruedas de prensa o en Twitter, el que parece ser el medio preferido de Trump, sobre fake news (noticias falsas). La estrategia de Trump parece simple: una investigación del Washington Post, una crítica de The New York Times o una pregunta difícil de un reportero de CNN, para el mandatario son noticias falsas creadas para hacerle daño. Que la primera autoridad tenga este tipo de actitudes con la prensa se volvió una preocupación, por lo que los medios, a pesar de la presión, no han dejado de escudriñar, investigar y preguntar.

Pero para desdicha de los medios, Trump ha demostrado, al menos parcialmente, tener razón en algunos casos. Por eso se mostró complacido al anunciar los “Premios a las Noticias Falsas”, donde destacó al economista Paul Krugman, quien suele escribir columnas de opinión para The New York Times por haber escrito que la economía “nunca se recuperaría” después de la victoria del presidente Trump. La lista también apuntó a un error del veterano periodista de ABC Brian Ross, quien fue suspendido por cuatro semanas luego de que se viera obligado a corregir un informe sobre el exasesor de Trump Michael Flynn.

¿#MeToo llega a la Casa Blanca?: tres mujeres piden al Congreso investigar a Donald Trump por acoso sexual

Estados Unidos está agitado por escándalos sexuales en todas las esferas de la sociedad, empezando por el mundo de Hollywood con el caso del productor Harvey Weinstein, acusado por decenas de mujeres de acoso sexual o de violación. El movimiento #MeToo (Yo También) se ha apropiado las redes sociales para denunciar las violencias sexuales contra las mujeres e impulsar un cambio profundo de las mentalidades.

Donald Trump no es una excepción. Durante la campaña electoral del 2016, el futuro ocupante de la Casa Blanca fue acusado de conducta sexual inapropiada por al menos una docena de mujeres. En diciembre pasado, 3 de ellas pidieron al Congreso que se abriera una investigación contra el presidente. Donald Trump ha negado todas las acusaciones. Su respaldo al excandidato al Senado por Alabama, el republicano Roy Moore, a pesar de las denuncias de acoso sexual de ocho mujeres contra él, lo que mostró una vez más la línea de Trump hacia los derechos de las mujeres.

Ya antes de su investidura, miles de mujeres marcharon para defender sus derechos y alertar sobre la actitud irrespetuosa de Trump. El 19 de enero del 2018, el presidente de Estados Unidos habló por primera vez durante la “Marcha de la Vida” que reúne a los opositores al aborto y prometió que defenderá el “derecho a la vida”, barriendo años de avances sociales para las militantes “pro-elección”.

Trump va a Puerto Rico y le tira rollos de papel a los damnificados del huracán María

Las imágenes eran increíbles. El presidente de Estados Unidos en la devastada isla de Puerto Rico lanzando rollos de papel, como si fueran balones de fútbol americano, a un grupo de damnificados tras el paso de los huracanes María e Irma. No solo la escena fue fuerte. Sus palabras, cuando varias familias lloraban a las víctimas mortales, también chocaron. “Si miras a una catástrofe real como Katrina (...), cientos y cientos y cientos de personas que murieron, y miras lo que ha pasado aquí, con una tormenta que realmente fue abrumadora, nadie ha visto algo como esto (…) ¿Cuál es el saldo mortal al momento? ¿17? 16 muertes confirmadas, 16 frente a miles”, dijo Trump.

El mandatario sostuvo que Puerto Rico ya estaba llena de problemas antes del paso de los huracanes y que la isla “desajusta el presupuesto” de Estados Unidos. Aunque las ayudas de Estados Unidos a Puerto Rico llegaron, las imágenes del presidente tirando rollos de papel al aire serán difíciles de olvidar por los boricuas.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.