Saltar al contenido principal

Erdogan: Turquía no detendrá su operación militar en Siria, pactada con Moscú

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se dirige a sus seguidores junto a su esposa Emine Erdogan durante un mitin en Bursa, Turquía (21 de enero de 2018).
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se dirige a sus seguidores junto a su esposa Emine Erdogan durante un mitin en Bursa, Turquía (21 de enero de 2018). Kayhan Ozer / Palacio presidencial turco / Reuters

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que su país no detendrá la acción militar contra las milicias kurdas en el norte de Siria e insistió en que el operativo está pactado con Rusia.

ANUNCIOS

Durante el tercer día de la llamada operación "Rama de olivo" del ejército turco que busca quitarle el control de Afrín a las milicias kurdas de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), el presidente Recep Tayyip Erdogan anunció que no van a "retroceder. Lo hemos hablado con los rusos y hay consenso", afirmó en un discurso en la capital Ankara.

El gobierno turco considera a las YPG como terroristas y aliadas de la guerrilla kurda Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), activa en suelo turco. Durante su alocución, Erdogan volvió a acusar a Estados Unidos de apoyar y proveer armamento a las YPG, aliadas de Washington contra el autodenominado grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"No son honestos con nosotros. Continuaremos nuestro camino en el marco de las conversaciones que mantenemos con Rusia", señaló. "Queríamos comprarles armas (a EE. UU.). No nos las dieron y entregaron las mismas a organizaciones terroristas. ¿Qué tipo de alianza estratégica es esa?", planteó el presidente de Turquía, país alineado con Estados Unidos dentro de la OTAN.

Erdogan aseguró que no necesita permiso para la operación militar y que continuará hasta que haya terminado. Esto tras el mensaje emitido por Estados Unidos de que el operativo tuviera una duración limitada. "Yo le pregunto a EE.UU.: cuándo estaréis listos en Afganistán y en Irak", dijo el primer mandatario turco durante un discurso ante la Cámara de Industria de Ankara.

En qué va la operación "Rama de olivo"

El Gobierno turco informó que sus tropas no han sufrido bajas hasta ahora y que han avanzado casi ocho kilómetros y ya controlan once pueblos. Hasta ahora, los soldados turcos junto a milicias aliadas del Ejército Libre de Siria (ELS) habían atacado el oeste del enclave de Afrín, luego de avanzar desde la zona fronteriza con Turquía, pero ahora lograron diversificar la operación y llegar a un nuevo frente en la región de Azez, al noreste de Afrín, según informó la agencia Anadolu.

El presidente turco prometió que esta operación tendrá el mismo efecto que la llamada "Escudo del Éufrates" que se llevó a cabo en contra del EI en agosto de 2016, y aseguró que las YPG no luchan por los kurdos sino por "los poderes que tienen planes para la región" y afirmó que Turquía no tiene intereses territoriales en el norte de Siria.

"Controlamos 2.000 kilómetros cuadrados en el norte de Siria y 10.000 sirios han vuelto allí (desde Turquía). Lo mismo pasará en Afrín. Los sirios que están en nuestro país tendrán la oportunidad de regresar a sus hogares", señaló Erdogan.

Los kurdos sirios, que estuvieron durante mucho tiempo marginados, aprovecharon el conflicto sirio, que ha dejado más de 340.000 muertos desde 2011, e instalaron en 2012 una administración autónoma en Afrín, un territorio aislado de otras zonas controladas por las YPG más al este.

Los kurdos señalan a Turquía de apoyar al grupo Estado Islámico

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada encabezada por milicias kurdas, hicieron un llamado a la coalición internacional liderada por EE. UU. para "asumir sus responsabilidades" con el enclave kurdosirio de Afrín.

La Comandancia General de las FSD recordó en un comunicado que la coalición ha sido su "socio" en la lucha contra el EI en Siria y acusó a Turquía de respaldar a los yihadistas. Hasta ahora la coalición no ha intervenido ni se ha pronunciado sobre la ofensiva turca iniciada hace dos días en Afrín, controlado por las FSD y en el noroeste sirio.

Las FSD destacaron que el ataque turco se produce justo cuando la coalición estaba a punto de declarar la victoria final contra el EI "en una semana o más". Por otro lado, explicaron que Turquía ha usado como pretexto la creación de una guardia fronteriza en cooperación con la coalición para iniciar el ataque en Afrín.

Sin embargo, las FSD aseguraron que han compartido frontera con Turquía a lo largo de los seis años de guerra en Siria y Ankara no se ha "podido registrar ni una sola violación" por parte de sus milicianos, mientras que ellos sí han "documentado decenas de violaciones por parte de las fuerzas turcas en la frontera, así como violaciones de los derechos humanos"..

De igual forma, las FSD pidieron a Moscú que aclare su postura respecto a la operación turca en Afrín de una manera franca. "Estamos convencidos de que el Estado turco no se hubiera atrevido a bombardear nuestros pueblos y ciudades y a cometer masacres contra nuestros niños, si la Federación Rusa no hubiera renunciado a sus obligaciones morales y les hubiera dado luz verde para sobrevolar Afrín", señalaron. Además, hicieron hincapié en que en esa región hay radares rusos y ningún avión puede sobrevolar el área sin autorización previa. 

Con EFE y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.