"Serios indicios" de dopaje contra los deportistas rusos, Moscú descarta el boicot

Anuncios

Lausana (Suiza) (AFP)

Los deportistas rusos no autorizados a disputar los Juegos de Pyeongchang-2018 por el grupo de expertos del COI presentan "serios indicios" de dopaje, declaró este miércoles el presidente del organismo, Thomas Bach, lo que ha provocado el enojo de Rusia, aunque el Kremlin volvió a descartar un boicot.

La leyenda del short-track Viktor Ahn, el biatleta Anton Shipulin, el fondista Sergei Ustyugov y la patinadora Ksenia Stolbova... el anuncio de los primeros deportistas excluidos de la próxima cita olímpica, del 9 al 25 de febrero, provocó la ira de Moscú, obligado a dejar en casa a sus estrellas.

El hecho de que no hayan obtenido el permiso para competir con Corea del Sur significa que existen buenas razones para pensar que esos deportistas no están totalmente limpios, dijo Bach, son precisar los motivos exactos de la exclusión de estos deportistas.

"Si un atleta no está en la lista, entonces el grupo independiente tiene serios indicios por diferentes fuentes, por diferentes medios (...) que no le permiten decir que no hay sospecha seria", declaró Bach en una conferencia telefónica.

"Puede haber una sospecha, puede haber incluso un procedimiento en curso. Pueden haber muchos factores que han llevado a no satisfacer al grupo de expertos", añadió un poco más tarde, cuando Rusia protesta contra la falta de elementos de acusación contra los atletas afectados.

- Lista definitiva en una semana -

Thomas Bach precisó que los motivos del veto podrían ser elementos procedentes del informe McLaren sobre un sistema de dopaje institucionalizado, análisis sobre los datos recuperados del laboratorio de Moscú, anomalías a nivel del ADN en ciertas muestras que dejarían suponer una manipulación, etcétera.

También habló del pasaporte biológico del deportista o del perfil de esteroides.

EL COI debe publicar a finales de la próxima semana la lista definitiva de los atletas rusos 'limpios' autorizados a participar en los Juegos-2018 bajo la denominación de "deportistas olímpicos de Rusia".

Este proceso de selección se decidió el pasado 5 de diciembre, cuando el COI anunció oficialmente la exclusión de Rusia de los Juegos, dejando abierta la puerta a los deportistas que acrediten estar fuera de toda sospecha de dopaje y que lo hagan bajo la bandera olímpica.

Valerie Fourneyron, exministra francesa de Deportes que preside el grupo de expertos, reconoció que los deportistas juzgados como no seleccionables "no se han dopado necesariamente".

"Queríamos estar totalmente seguros de que no había ni la más menor duda, ni la menor sospecha, sobre ninguno de los deportistas que serán invitados", explicó.

Antes incluso de la publicación de la lista, 43 deportistas rusos ya habían sido apartados de por vida de los Juegos por haberse beneficiado de un sistema de dopaje institucionalizado durante los Juegos de Sochi-2014.

Como consecuencia de estas sanciones, pronunciadas tras conocerse las conclusiones de la comisión Oswald, Rusia ha perdido 13 de las 33 medallas ganadas en Sochi.

- Negociación con el COI -

El vicepresidente del Comité Olímpico Ruso (ROC) Stanislav Pozniakov deploró que los deportistas apartados esta semana "no fueron acusado por la comisión Oswald, no han estado implicados nunca en ninguna historia de dopaje y todas los controles a los que se han sometido durante sus carreras han demostrado que son deportistas limpios".

No obstante, el Kremlin descartó una vez más este miércoles la posibilidad de un boicot a los Juegos Olímpicos de Pyeongchang.

"Lo más importante es tener la cabeza fría, en primer lugar en interés de nuestros deportistas que, como ustedes saben, han tomado la decisión de participar en los Juegos en la medida de lo posible. Esta decisión ha sido acogida por todos con comprensión", indicó a la prensa la portavoz del Kremlin Dmitri Peskova.

"Hay que discutir con el Comité Olímpico Internacional y defender sus derechos (de los deportistas) en la medida de lo posible", añadió.

es-arb-as-gmo/pga/chc/mcd