El partido de Rajoy pide disculpas tras nuevas acusaciones de financiación ilegal

Anuncios

Madrid (AFP)

El gobernante Partido Popular (PP) pidió disculpas este jueves a sus votantes, después de que un exdirigente afirmara ante la justicia española que había recibido "dinero negro" para financiar una serie de campañas electorales en la región de Valencia.

"Me avergüenza y pido perdón a los españoles que de buena fe votaron al @PPopular por las malas conductas de algunos", dijo a la televisión pública Rafael Hernando, portavoz del grupo parlamentario del PP en el Congreso de los Diputados.

Hernando no está implicado en el actual juicio sobre uno de los aspectos de la llamada "trama Gürtel". La pieza está centrada en la acusación de que el PP de Valencia, antaño un vivero de votos de la formación conservadora, financió ilegalmente tres campañas electorales, las de los comicios municipales y regionales de 2007 y de las legislativas de 2008.

Dichas acusaciones vuelven a poner en el ojo del huracán al partido del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, atrapado desde hace años en una cascada de escándalos de corrupción. El propio jefe del Ejecutivo tuvo que declarar como testigo el pasado verano, en la pieza principal de la trama.

La última novedad en la saga Gürtel fue la afirmación formulada el miércoles ante los jueces de la Audiencia Nacional por Ricardo Costa, ex secretario general del PP en la región de Valencia.

"Sí es cierto que el PP se financiaba con dinero negro en los actos de la campaña electoral del 2007", dijo Costa, echando la culpa del montaje financiero al entonces presidente regional, Francisco Camps.

Los ex responsables del PP valenciano están acusados de financiar sus campañas electorales más allá de los máximos permitidos. El esquema consistía en que una serie de empresarios que contaban con adjudicaciones del Gobierno valenciano hacían contribuciones en efectivo.

Varios empresarios que comparecieron ante la Audiencia Nacional reconocieron haber efectuado dichos pagos, sin especificar qué lograron exactamente a cambio de financiar al PP.

Los escándalos de corrupción en el PP contribuyeron a que la formación conservadora perdiera en las elecciones de 2015 la mayoría absoluta con la que cuatro años antes llegó al poder.

Rajoy dirige actualmente el Gobierno con menos apoyo parlamentario desde el regreso de España a la democracia tras la dictadura franquista (1939-1975), y ha reconocido que la corrupción ha hecho "mucho daño" a su partido.