Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

MODA

Una nueva visión de África plasmada en la semana de la moda de Dakar

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

Costa de Marfil celebró sus elecciones regionales en medio de la tensión

Saber más

EN FOCO

China espera un 'baby boom' tras la política del segundo hijo

Saber más

EN FOCO

Por qué los turcos-alemanes se sienten extranjeros en Alemania

Saber más

HISTORIA

El PT, un partido amenazado por la corrupción en Brasil

Saber más

Economía y Tecnología

Trump llega con un mensaje de “paz y prosperidad” al Foro de Davos 2018

© Denis Balibouse / Reuters | El presidente de EE.UU, Donald Trump, llegó al Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza.

Vídeo de David González

Texto por Louise Bucaille

Última modificación : 26/01/2018

El presidente Trump llegó al Foro Económico Mundial en medio de crisis geopolíticas y declaraciones proteccionistas. El mandatario se reunió con el primer ministro israelí Netanyahu e intentó negar las acusaciones de “guerra comercial”.

Manifestantes suizos acogieron al mandatario estadounidense con pancartas: "Trump not welcome" (Trump no es bienvenido). Fuera y dentro del Foro de Davos 2018, la presencia del presidente Trump es controvertida.

El equipo de Trump, ya presente al Foro Económico Mundial, preparó su llegada mezclando declaraciones polémicas y tentativas para calmar las inquietudes mundiales. Los ojos de los dirigentes de empresas y de los líderes mundiales estarán sobre el discurso de Donald Trump, previsto para el viernes 26 de enero para cerrar la cumbre internacional.

Pero el mandatario tiene dos rostros: uno a favor de las empresas y el otro como desestabilizador del orden geopolítico mundial. Robert Kaplan, analista del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, opina que: “la gente le gusta el hecho de que los mercados estén fuertes y que Estados Unidos ha reformado sus impuestos, pero la gente está nerviosa con asuntos geopolíticos en el mundo y están muy nerviosos por culpa de Trump”.

Donald Trump: “hay que mostrar respeto a EE.UU. o no vamos a seguir adelante”

A su llegada a Davos, Trump declaró que viene con un “mensaje de paz y prosperidad”. Si la prosperidad de Estados Unidos se puede verificar con los buenos resultados económicos de la primera potencia mundial, el mensaje de “paz” de Trump es más cuestionable.

A pesar de asegurar que su objetivo es la paz en el Medio Oriente, sus declaraciones tras su encuentro con el primer ministro israelí Netanyahu no parecen ir en esta dirección. De hecho, el mandatario estadounidense amenazó de nuevo al Gobierno palestino de retener su contribución al fondo de ayuda por “falta de respeto”.

“Nos irrespetaron la semana pasada cuando rechazaron una visita de nuestro genial vicepresidente y nosotros los damos cientos de millones de dólares en ayuda y apoyo (…) este dinero está sobre la mesa y no será para ellos a menos que se sienten y empiecen a negociar la paz”.

Además, Donald Trump condicionó una ayuda humanitaria necesaria a objetivos políticos. Según la agencia Associated Press, la participación de Washington en términos económicos y de seguridad para Palestina suma más de 5 mil millones de dólares desde la mitad de los años 90. La ayuda económica anual desde 2008 está en un promedio de 400 millones de dólares, la mayoría dedicada a proyectos de desarrollo.

Para el mandatario estadounidense: “hay que mostrar respeto a EE.UU. o no vamos a seguir adelante”. Un mensaje rechazado por los palestinos como lo explica Hanan Ashrawi, representante del gobierno palestino a la AFP: “no conocer a su opresor no es un signo de irrespeto; es un signo de autoestima”.

Donald Trump sigue intentando posicionarse como el mediador necesario en el proceso de paz entre Israel y Palestina. Sin embargo, el Gobierno palestino indicó que anular el reconocimiento de Jerusalén como capital y la ausencia de Estados Unidos en la mesa de las negociaciones son las condiciones irrevocables para reanudar el diálogo con Israel.

La administración de Trump está trabajado sobre una “una propuesta para la paz. Es una propuesta genial para los palestinos”. Al mismo tiempo, Trump anunció que una “pequeña versión” de la embajada estadounidense será abierta antes del fin del 2019. El presidente mostró así su concepción de un “mensaje de paz” antes de atribuirse el éxito económico de Estados Unidos.

Donald Trump: “vengan a Estados Unidos. Hay muchísimo dinero.”

En su discurso del viernes 26 de enero, está previsto que el mandatario hable de la próspera economía estadounidense, sosteniendo que es beneficiosa para el mundo. Debería también insistir sobre la necesidad de tener lo que él considera como una “competición justa”.

Antes de volar a Europa, Trump aclaró las razones para su intervención en Davos: “voy a Davos para hacer que la gente invierta en Estados Unidos. Voy a decir: “vengan a Estados Unidos. Hay muchísimo dinero. Pero no pienso que tenga que hacerlo porque la gente ya está llegando”.

No obstante, las intenciones de Donald Trump de promover la competitividad de su país parecen estar en contradicción con las últimas medidas de su administración que anunció nuevos aranceles comerciales y las declaraciones de Steven Mnuchin sobre los beneficios de tener un “dólar débil”.

Un dólar débil podría potencialmente estimular las exportaciones de empresas estadounidenses, pero generaría problemas significativos para otras potencias comerciales.

Sin embargo, el presidente Trump justificó la posición de Mnuchin explicando que sus comentarios fueron interpretados fuera de contexto. En una entrevista con la cadena estadounidense CNBC, Trump dijo que “el dólar está cada vez más fuerte, y fuerte y a la larga quiero ver un dólar fuerte”.

Negando las acusaciones de una “guerra comercial” y de provocar “volatilidad de moneda”, como lo ve el director del Banco Central Europeo, Mario Draghi, Donald Trump explicó que el dólar “debería estar basado sobre la fuerza del país lo cual estamos haciendo muy bien”.

Pero, para Vassilli Serebriakov, analista financiero al Crédit Agricole en Nueva York: “no es muy claro qué tipo de dólar el presidente y el Tesoro quieren, pero aún no parece que quieren realmente un dólar fuerte puesto que están aspirando a estimular las exportaciones”.

Donald Trump: “teníamos un acuerdo terrible” con el TPP

Sobre el tema de las exportaciones, Donald Trump pretende aún más poner los intereses de Estados Unidos ante todo. Durante su campaña, el discurso ‘populista’ de Trump denunció los acuerdos de libre comercio que representan un freno a las creaciones de empleos a nivel nacional.

En la entrevista con CNBC, el presidente Trump dijo que podría "reconsiderar" la adhesión de su país al TPP, si puede conseguir un “acuerdo sustancialmente mejor” porque “teníamos un acuerdo terrible”. Al mismo tiempo, repitió que prefiere acuerdos bilaterales porque “si tiene un problema, puede terminarlo…”.

Donald Trump mantiene el suspenso con respecto a la participación de Estados Unidos en el TLCAN. Responsables de las negociaciones ya han alertado sobre la dificultad de la situación, calificando que está en “un punto muerto”. La entrevista a CNBC refleja la posición indecisa de Trump sobre el TLCAN: “creo que tenemos una buena suerte, pero vamos a ver lo que pasa”.

Diálogo con Juan Carlos Hidalgo, analista del CATO Institute, Estados Unidos.

Con Reuters y AP

Primera modificación : 25/01/2018

  • Foro Davos 2018

    EE.UU. nada a contracorriente en el Foro de Davos 2018

    Saber más

COMENTARIOS