Saltar al contenido principal

El esperado discurso de Trump cierra el foro de Davos

Anuncios

Davos (Suiza) (AFP)

El esperadísimo discurso de Donald Trump cerrará este viernes el foro de Davos, donde la presencia del presidente de Estados Unidos ha sacudido el consenso proglobalización que suele reinar en la reunión anual de la élite económica y política del planeta.

El discurso, previsto a las 13h00 GMT, debería desplegar la visión del mundo de Trump que ha convertido el "America First" ("Estados Unidos primero") en el lema de su presidencia.

Aunque Trump asegura que no quiere excluir a nadie, sus posiciones proteccionistas -como demuestra su reciente decisión de imponer aranceles a algunos productos chinos y asiáticos- no gustan a muchos de los apóstoles del libre comercio que se pasean estos días por las calles nevadas del pequeño pueblo de los Alpes.

Otros son más contundentes, como el magnate Georges Soros, que no dudó en calificar la administración Trump de "peligro para el mundo".

"Serán dos días muy emocionantes", prometió Trump a su llegada el jueves, al ser recibido por curiosos armados con teléfonos móviles para inmortalizar al presidente, que no deja indiferente a nadie en el planeta.

"Cuando decidí venir a Davos, no pensaba en términos elitistas o globalistas, pensé en que hay mucha gente que quiere invertir mucho dinero y todos están volviendo a Estados Unidos", dijo en una entrevista concedida a CNBC.

Las turbulencias ya empezaron antes de su llegada, cuando el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo no estar preocupado por la debilidad del dólar.

Algunos lo interpretaron como una estrategia deliberada para favorecer las exportaciones estadounidenses, en detrimento de sus compromisos internacionales.

Pero Trump, de 71 años, le rectificó poco después y dijo que las palabras de Mnuchin "fueron sacadas de contexto" y que quiere "un dólar fuerte". De inmediato, el billete verde volvió a subir.

La edición de este año ha estado marcada por Trump. Desde el primer día, los líderes que desfilaron por el foro, desde el primer ministro indio, Narendra Modi, hasta la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Emmanuel Macron, o el presidente argentino, Mauricio Macri, salieron en defensa del libre comercio y la globalización, aunque reconocieron que había perdido "brillo".

Por eso las miradas están puestas en la capacidad de seducción de Trump, que prometió ser el "mejor" vendedor de su propio país.

"Es difícil predecir si el presidente intentará tranquilizar o provocar a su audiencia en Davos", dijo el exsecretario del Tesoro estadounidense Larry Summers, un demócrata.

En las calles, lejos de la zona vigilada por militares y policías donde se celebran los encuentros, Trump tampoco deja indiferente.

Un grupo de activistas suizos desplegó una enorme pancarta que reza "Trump not welcome", mientras que Greenpeace proyectó un mensaje luminoso pidiendo "Justicia para la gente y el planeta".

Desde su llegada a la Casa Blanca, hace un año, la administración Trump ha criticado muchas veces los acuerdos comerciales bilaterales y a instituciones como la Organización Mundial del Comercio, a los que acusa de ser injustos con Estados Unidos.

El discurso de Trump es importante también porque indicará el rumbo de negociaciones en curso, como la del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.