Saltar al contenido principal

Los checos eligen entre un presidente prorruso y uno proeuropeo

Anuncios

Praga (AFP)

Los electores checos eligen este viernes y el sábado a su nuevo presidente, entre el jefe de Estado saliente prorruso, Milos Zeman, y su rival proeuropeo, Jiri Drahos, en unas elecciones que se anuncian muy disputadas.

Zeman, de 73 años, veterano de la izquierda conocido también por sus opiniones prochinas y antimusulmanas, y que tiene fuerte apoyo en el interior del país, obtuvo 38,56% de los votos en la primera vuelta. Drahos, de 68 años, logró 26,60%, gracias a los electores de Praga y otras grandes ciudades.

Drahos era considerado inicialmente favorito tras la primera vuelta, debido al apoyo que le dieron los otros siete candidatos.

Pero en víspera de la segunda vuelta, ahora la balanza parece inclinarse a favor del presidente saliente, que se mostró mejor en los debates celebrados entre las dos vueltas, ante un adversario sin experiencia política.

En el último de los debates, Drahos dijo que Zeman es el "símbolo de la división" del país y el "representante de una época superada" que "no puede ofrecer nada al país".

De su lado, el presidente saliente se amparó en sus 25 años de experiencia política y afirmó que su adversario "no entiende nada de política".

El jueves, al término de una tensa campaña, salpicada de falsas informaciones, las principales agencias de apuestas pagaban la victoria de Zeman 1,55 por uno, contra 2,55 para Drahos.

- "Este país es nuestro" -

En un país mayoritariamente opuesto a la acogida de migrantes, Zeman -considerado a menudo un populista-- atacó a su rival con esta argumento. Recordó que en junio de 2017, Drahos había dicho que "acoger a 2.600 refugiados o migrantes, una vez controlados desde el punto de vista de seguridad, no debería plantear ningún problema".

En todo el país, los carteles de campaña del presidente insisten en este tema, al proclamar "Alto a los inmigrantes y a Drahos. ¡Este país es nuestro! ¡Voten Zeman!".

En cambio, en los carteles de Drahos se puede leer: "¡Optemos por un cambio! ¡La decencia es una fuerza!".

El presidente saliente parece movilizar a muchos electores contra él (42%), pero en cambio el electorado hostil al candidato proeuropeo es menor (17%), según una encuesta de la agencia STEM/MARK publicada esta semana.

El presidente checo, con menos prerrogativas que el jefe de Estado en Francia o Estados Unidos, designa al primer ministro en función de los resultados de las elecciones legislativas, y nombra luego al gobierno.

El jefe de Estado ratifica las leyes adoptadas por el parlamento y nombra asimismo a los miembros del consejo del banco central CNB, a los jueces y a los profesores de universidad.

El cargo de jefe de Estado tiene ante los checos un incuestionable aura de autoridad, entre otras razones porque el presidente ejerce en el Castillo de Praga, imponente antigua residencia de los reyes de Bohemia, ubicada en una majestuosa colina que domina la "ciudad de las 100 torres".

Los colegios electorales abren este viernes de 13H00 a 21h00 GMT, y el sábado de 07H00 a 13H00 GMT. los resultados se conocerán el sábado por la tarde.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.