Autoridades de México y EEUU buscan a un niño con autismo perdido en la frontera

Anuncios

Ciudad Juárez (México) (AFP)

Policías y activistas de México y Estados Unidos rastrean desde hace seis días los límites entre las ciudades fronterizas de Juárez y El Paso, en busca de James Martin Camacho, un niño estadounidense de 7 años de edad con autismo.

La búsqueda por aire, tierra y agua se ha extendido a kilómetros del lugar donde desapareció "porque hay personas que vieron al menor caminando en esta área y fue donde se encontraron sus tenis", dijo el viernes Jorge Nava López, fiscal de la Zona Norte del fronterizo estado mexicano de Chihuahua.

James, desaparecido desde la tarde del pasado domingo 21 de enero, nació en el estado de Washington.

Es hijo del mexicano Hugo Padilla y de la estadounidense Teiresa Mower, quienes se encuentran separados, y decidieron que el menor viajara a vivir con su padre a México.

De acuerdo con sus familiares, el niño salió de su casa sin que se dieran cuenta, por lo que pidieron el apoyo de las autoridades de ambos países para dar con su paradero, pero durante seis días de rastreo su padre solo halló sus zapatillas deportivas.

El fiscal de Chihuahua informó que se ha mantenido un continuo enlace con las autoridades de Estados Unidos, donde el padre de James levantó también un reporte de desaparición.

Además de los rastreos en los límites del río Bravo por parte de la Patrulla Fronteriza estadounidense, voluntarios de la organización Texas Search and Rescue viajaron el lunes a Ciudad Juárez para apoyar con perros la búsqueda del niño.

Más de 100 policías municipales y bomberos participan también desde el lunes en el rastreo en el desierto fronterizo, a pie, en cuatrimotos, vehículos, lanchas y a través del buceo, informó el secretario de Seguridad Pública Municipal, Ricardo Realivázquez Domínguez.