Saltar al contenido principal

El prorruso Milos Zeman es reelegido presidente de República Checa

Anuncios

Praga (AFP)

El presidente checo saliente, el prorruso Milos Zeman, fue reelegido este sábado para un segundo mandato por delante del académico proeuropeo Jiri Drahos, tras el escrutinio del 99,3% de los votos.

Zeman, de 73 años, obtuvo el 51,55% de los sufragios, frente al 48,44% para Drahos, de 68 años, según la televisión pública checa.

Un resultado "muy apretado", destacó Drahos, que sin embargo felicitó a su rival, quien tiene por delante un nuevo mandato de cinco años.

"Felicito al vencedor de la elección Milos Zeman, le deseo mucha fuerza y salud", dijo.

Zeman, conocido por su postura antiinmigración y sus enfrentamientos con la Unión Europea, se benefició de su gran popularidad en el campo, frente al apoyo de Drahos entre los medios intelectuales y las clases urbanas.

Esta es la segunda elección presidencial por sufragio universal directo en la historia de la República Checa.

La cuestión de la inmigración y la orientación de la política extranjera checa, miembro de la OTAN desde 1999 y de la Unión Europea desde 2004, dominaron una campaña electoral dura.

Las elecciones se celebraron además en un contexto político complicado después de que el multimillonario populista Andrej Babis, aliado de Zeman, no lograra obtener la confianza del Parlamento como jefe del gobierno, debido a su imputación por fraude con subvenciones europeas.

- Medidas de seguridad -

El futuro de Babis, que dirige un Ejecutivo en funciones, sigue en el aire. Zeman ya se mostró dispuesto a designarlo por segunda vez para formar un gobierno, antes incluso del final de su mandato actual, el 8 de marzo.

Drahos se opuso sin embargo al nombramiento de un primer ministro imputado por la justicia.

"Hay una profunda polarización, no solamente entre Praga y otras grandes ciudades de un lado y el resto del país, sino también una polarización sobre la civilización que queremos" dijo el analista Jiri Pehe a la AFP.

Para Daniel Hajek, obrero en la industria aeronáutica, partidario del veterano Zeman, el ahora presidente reelecto "abre la puerta a la cooperación económica con países como Rusia o China", un asunto "importante" para República Checa y para el "empleo".

Zeman defiende una mayor cooperación económica con China y mantiene unas relaciones más próximas con los dirigentes del país asiático que la mayoría de sus homólogos europeos.

"Se nota que una mitad de la población tiene miedo del mundo exterior", según el analista. La política de acercarse a China, a juicio de Pehe, no es compartida por la mayoría de los checos, que sí se dejaron convencer en cambio por el discurso antiinmigratorio del veterano político de izquierdas.

Zeman, al que muchos tachan de populista, no perdió ocasión de atacar a su rival sobre este tema durante la campaña.

Los carteles electorales del presidente proclamaban "Alto a los inmigrantes y a Drahos. ¡Este país nos pertenece!".

"La campaña a favor de Zeman me aterró. Defiendo la decencia y la objetividad", dijo a la AFP Rozalie Wünschova, una estudiante de 18 años, que votó a Drahos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.