Saltar al contenido principal

Colombia: Tres atentados en menos de dos días dejan siete policías muertos

Oficiales investigan lo ocurrido tras un ataque explosivo contra una estación de policía en Barranquilla, Colombia, el 28 de enero de 2018.
Oficiales investigan lo ocurrido tras un ataque explosivo contra una estación de policía en Barranquilla, Colombia, el 28 de enero de 2018. Benjamin Beleno/Reuters

Al menos siete policías perdieron vida y decenas resultaron heridos este fin de semana en una serie de ataques contra cuarteles en el norte de Colombia. Las investigaciones sugieren que los tres atentados están relacionados.

Anuncios

Los atentados con explosivos perpetrados contra policías en la región caribeña de Colombia empezaron a las 6:30, hora local, en la mañana del 27 de enero en la ciudad de Barranquilla. Luego, durante la madrugada de este domingo 28 de enero, explotó otra bomba en Barranquilla y la última en el municipio de Santa Rosa del Sur, en el departamento caribeño de Bolívar.

Según las autoridades, al menos cinco oficiales murieron en la primera detonación que hirió a 41 personas. Un hombre de 31 años fue detenido después del ataque que fue uno de los más letales contra el personal de seguridad en los últimos años.

En un segundo atentado en la ciudad portuaria de Barranquilla, una explosión hirió al menos seis personas en un puesto policial del barrio Soledad 2000.

El tercer ataque ocurrió en el municipio de Santa Rosa del Sur, en el departamento de Bolívar. La policía informó que una bomba pegada en el costado del puesto  del control mató a dos agentes de policía.

El presidente, Juan Manuel Santos, visitó a los heridos del primer ataque en un hospital de Barranquilla y prometió que el Gobierno buscará a los culpables hasta que los capturen.

“Quiero hacer un llamado a la calma, este tipo de terrorismo no va a aplastarnos. Al contrario, actos cobardes como estos van a darnos más fuerza para luchar con más fuerza este tipo de criminales.”

A través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, calificó el ataque de “infame y vil”.

La primera hipótesis que manejaron las autoridades señalaba a una banda de criminales. Informes posteriores de medios locales afirman que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) se habría atribuido los ataques. El Gobierno colombiano y esta guerrilla adelantan negociaciones de paz en Quito, Ecuador, y semanas atrás habían terminado una tregua que duró 101 días.

El director para las Américas de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, denunció los ataques en un mensaje por Twitter.

Los ataques ensombrecen los diálogos de paz con los guerrilleros del ELN y también dejan un sentimiento de preocupación a los organizadores del carnaval de Barranquilla que empieza el 10 de febrero.

Con EFE, Reuters y AFP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.