Saltar al contenido principal

Riad pide alto el fuego en Aden; los separatistas rodean el palacio presidencial

Anuncios

Adén (AFP)

La coalición liderada por Arabia Saudita, que interviene militarmente en Yemen desde 2015, pidió el martes un alto el fuego inmediato en la cuidad de Adén (sur) en donde se enfrentan desde hace tres días las tropas gubernamentales a las fuerzas separatistas del sur que rodearon el palacio presidencial de la segunda ciudad del país.

La situación era extremadamente tensa el martes por la mañana luego de dos días de enfrentamientos que dejaron al menos 36 muertos. Los separatistas rodeaban el martes el palacio presidencial, horas después del llamado de Riad.

Las fuerzas gubernamentales se habían mostrado antes dispuestas a plegarse en Adén al llamado de la coalición árabe de un alto el fuego "inmediato".

El ministerio de Interior yemení, citado por la agencia gubernamental Saba, dijo haber instruido a todas sus unidades a "cesar el fuego inmediatamente".

El ministerio espera que el otro bando "responda de manera positiva al llamado de la coalición", agregó el texto.

En su comunicado, la coalición afirmó además que tomaría "todas las medidas necesarias para restablecer la seguridad en Adén", segunda ciudad de Yemen en donde se refugió el gobierno cuando los rebeldes hutíes lo expulsaron de la capital en 2014.

Hasta ahora los principales componentes de la coalición --emiratíes y saudíes-- no intervinieron militarmente en Adén para poner fin a los combates.

El lunes por la noche, el presidente yemení, Abd Rabo Mansur Hadi, refugiado en Riad, presidió una reunión con sus asesores y responsables políticos, que "rechazaron el golpe (de los separatistas) y las acciones terroristas en Adén", indicó Saba.

- Al menos 36 muertos -

Los combates con tanques y artillería estallaron el domingo entre los separatistas del sur, partidarios de la independencia, y las fuerzas del Gobierno del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dio un balance de al menos 36 muertos y 185 heridos en dos días.

El movimiento secesionista del sur de Yemen, que era un Estado independiente antes de su fusión con el Norte en 1990, es muy poderoso.

Hasta mayo de 2017 era aliado del presidente Hadi -respaldado por una coalición encabezada por Arabia Saudita- que estableció su gobierno en Adén tras su expulsión de la capital Saná por los rebeldes hutíes -apoyados por Irán- en 2014.

La alianza del gobierno con los separatistas del sur comenzó a complicarse en abril, cuando Hadi destituyó al exgobernador de Adén Aidarus al Zubaidi, quien al mes siguiente formó un Consejo de Transición del Sur, autoridad paralela controlada por los secesionistas.

La semana pasada ese consejo fijó un ultimátum a Hadi, a quien le exige la destitución del primer ministro Ahmed ben Dagher y "cambios en el gobierno", acusado de corrupción.

El ultimátum expiró el domingo y ese día estallaron los enfrentamientos. Los separatistas enviaron refuerzos y, en algunos barrios, parecían en mejor posición que las unidades gubernamentales, según habitantes.

Por los combates los civiles de Adén se mantienen a resguardo.

"La universidad está a sólo 20 minutos de casa, pero era muy peligroso ir", explicó Monasar, que tenía exámenes de contabilidad el domingo.

En tanto, en la provincia de Shabwa (sur), 14 personas, entre ellos soldados, murieron el martes en un "atentado suicida" perpetrado contra un objetivo militar, indicó una fuente del Ejército en esa región.

El atentado fue contra una milicia respaldada por Emiratos Arabes Unidos en el este de la ciudad de Ataq, capital de la provincia, precisó esta fuente que pidió el anonimato y acusó a extremistas islamistas.

La guerra en Yemen dejó más de 9.200 muertos y casi 53.000 heridos desde marzo de 2015. No hay solución a la vista. Según la ONU el país atraviesa la "peor crisis humanitaria del mundo".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.