Saltar al contenido principal

EE.UU.: los números del discurso del Estado de la Unión

Donald Trump pronuncia su primer discurso del estado de la Unión el 30 de enero del 2018.
Donald Trump pronuncia su primer discurso del estado de la Unión el 30 de enero del 2018. Leah Millis

Donald Trump tuvo en los resultados económicos su arma más efectiva para mostrar los éxitos de su primer año de gobierno. Sin embargo, muchos de esos números son exagerados, están fuera de contexto o simplemente no son atribuibles a su gestión.

Anuncios

Como lo demuestra constantemente, ya sea en sus declaraciones públicas o vía Twitter, Donald Trump está muy orgulloso del comportamiento de la economía estadounidense durante su primer año de mandato. Y así lo expresó también durante su primer discurso del Estado de la Unión del martes 30 de enero. Como se esperaba, la economía fue uno de los temas fuertes de su intervención.

Sin embargo, luego de una revisión de datos, realizada por varios medios estadounidenses, queda claro que los números y afirmaciones que utiliza Trump para alardear de su gestión económica no son exactos, necesitan analizarse en contexto o son el resultado de una recuperación que viene en curso desde el gobierno anterior.

El empleo fue uno de los temas a los que más referencias hizo. “Desde las elecciones hemos creado 2,4 millones de nuevos empleos, incluidos 200.000 nuevos puestos de trabajo tan solo en manufactura”. Según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), la cifra de nuevos empleos sí es aproximada, aunque resulta cuestionable que utilice los números desde la fecha de las elecciones, y no desde que asumió la presidencia.

Además, de acuerdo con The New York Times, la creación mensual de empleos durante el primer año de Trump es más baja que la de los siete años previos. En cuanto al desempleo entre la población afroamericana, es cierto que está en su nivel más bajo en la historia. Sin embargo, se trata de otra tendencia que comenzó desde el 2010.

Creación de empleos en Estados Unidos

“Tras años de estancamiento, finalmente estamos viendo los salarios subiendo”, dijo el presidente. Pero según datos de la BLS, en realidad el salario ha ido en aumento desde el año 2013. De hecho, como lo señala The Washington Post, en el cuarto trimestre del 2017 sufrió una caída, de 353 dólares semanales a 345 dólares, ajustados a la inflación.

En cuanto a los mercados accionarios, que han logrado múltiples récords durante el primer año de Trump, el presidente dijo que esta era una gran noticia para las pensiones y fondos educativos de los estadounidenses. Sin embargo, muchas de las ganancias de los mercados no se traducen de manera tan directa en la población como lo afirma Trump. Además, se trata de un arma de doble filo. El martes, el mismo día en que el presidente pronunciaba su discurso, Wall Street tuvo su peor jornada del año, con descensos superiores al 1%.

Como ha afirmado varias veces en ocasiones anteriores, Trump volvió a decir en el Estado de la Unión que su recorte de impuestos es el más grande de la historia de Estados Unidos. Pero de acuerdo con The Washington Post, este representa el 0,9% del PIB de Estados Unidos, situándolo por debajo de la reforma de Ronald Reagan en 1981, que representó el 2,89% del PIB.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.