Prolongan en Francia la prisión preventiva al islamólogo Tariq Ramadan

Anuncios

París (AFP)

La prisión preventiva en París al islamólogo suizo Tariq Ramadan, sobre el que pesan dos acusaciones de violación en Francia, fue prolongada este jueves por la mañana, informó una fuente judicial.

El controvertido teólogo había quedado detenido el miércoles, en el marco de la investigación preliminar que se le había abierto por "violaciones y violencia voluntaria".

Las denuncias contra Ramadan han tenido lugar después que estallara el escándalo Weinstein en Estados Unidos, que en muchos países, entre ellos Francia, ha provocado que numerosas mujeres denunciaran abusos sexuales y violaciones.

La primera acusadora, Henda Ayari, una exsalafista que se convirtió en militante feminista, acusa a Ramadan de haberla violado en 2012 en un hotel de París.

La defensa del teólogo aportó a la justicia documentos con los que intenta desacreditar a Ayari.

Entre estos documentos figuran conversaciones a través de Facebook durante las cuales una mujer que dice ser Henda Ayari le hace propuestas explícitas a Ramadan en 2014, o sea dos años después de la supuesta violación. Propuestas que Ramadan no aceptó.

Una segunda denuncia contra Ramadan fue presentada pocos días después de la primera por otra mujer, que afirma haber sido violada en 2009 en un hotel de la ciudad de Lyon (este de Francia).

Ambas mujeres declararon ante la policía en Ruán (noreste).

La ensayista francesa Caroline Fourest, quien combate al islamólogo desde hace varios años, fue también interrogada y declaró que había entregado documentos a los investigadores.

En noviembre, los abogados de Ramadan presentaron una denuncia por soborno de testigos contra Fourest.

Nieto del fundador de la cofradía egipcia de los Hermanos Musulmanes, Ramadan se encuentra en asueto desde comienzos de noviembre de su cargo como profesor de estudios islámicos en la universidad británica de Oxford, tras la apertura de la investigación en su contra.

Desde el comienzo de este caso, sólo ha hablado públicamente en un par de ocasiones: en Facebook, a finales de octubre, denunciando una "campaña de calumnias" desatada por sus "enemigos de siempre", y en Twitter, a comienzos de noviembre, desmintiendo acusaciones sobre abusos a menores publicadas por el diario La Tribune de Ginebra, y anunciando una demanda por difamación.

Este caso ha provocado intensos debates entre defensores y acusadores de Ramadan y Ayari. Esta última presentó una demanda contra X a mediados de noviembre por injurias y amenazas en su contra.