Saltar al contenido principal

Francia: enfrentamientos entre migrantes dejan cinco heridos en Calais

Las tensiones entre inmigrantes afganos y africanos en el puerto de Calais, en el norte del país, provocaron los enfrentamientos en los que cinco personas resultaron heridas por arma de fuego. El ministro francés del Interior se desplazó al lugar.

Anuncios

Luego de desmantelar en octubre de 2016 el campamento de migrantes conocido como “la jungla”, se creía que la ciudad portuaria de Calais tendría días más tranquilos. Sin embargo, las riñas entre migrantes son el pan de cada día, la última más grave fue en julio del año pasado, pero no suelen alcanzar niveles de violencia como los registrados el 1 de febrero.

Según informó la prefectura, lo ocurrido en la tarde de este jueves sigue el “esquema clásico” de las ocasiones anteriores. La primera riña comenzó en las horas de la tarde cerca de un albergue de la ciudad en donde se estaba repartiendo comida. Una centena de migrantes eritreos y unos treinta afganos comenzaron a pelearse luego de que un afgano dispara con un arma de fuego.

De acuerdo con lo declarado por las autoridades, esto acredita la tesis de la presencia de traficantes de personas en la zona. Una veintena de hombres resultaron heridos, entre ellos cuatro jóvenes entre los 16 y 18 años de edad cuyo “pronóstico de vida es reservado”, informó la Fiscalía.

La segunda riña se desató poco después a cinco kilómetros de Calais, en la localidad de Marck en Calaisis. Allí, al menos 100 migrantes africanos armados con palos querían atacar a unos veinte afganos, de acuerdo con la investigación preliminar.

Refuerzo y despliegue policial en Calais

En las últimas horas, la Policía inició las labores de búsqueda del sospechoso principal del tiroteo, se trataría de un afgano de 27 años. Gérard Collomb, ministro francés del Interior, viajó la noche del 1 de febrero para ponerse al tanto de la situación en Calais y calificó lo sucedido de “un nivel de violencia nunca visto”.

En la mañana del viernes el funcionario anunció el refuerzo de la seguridad en la ciudad portuaria, donde se espera el arribo de dos unidades más de policía para controlar las crecientes tensiones entre los 800 migrantes que viven en condiciones muy difíciles, mientras esperan poder cruzar hacia Inglaterra.

También hizo un llamado a las asociaciones para que no se realice distribución de comida de manera desordenada. Por eso, estima que de aquí a quince días “estaremos en capacidad de encargarnos de la distribución de alimentos”, siguiendo así lo anunciado por el presidente Emmanuel Macron en su visita a esta ciudad el 16 de enero.

El ministro del Interior hizo énfasis en que el Gobierno no busca en ningún momento estigmatizar a los migrantes, pero sí quiere dejar en claro que “si lo que quieren es pasar hacia el Reino Unido, no es aquí a donde deben venir”.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.