Paz en Medio Oriente es imposible sin EEUU, dice rey Abdalá de Jordania

Anuncios

Washington (AFP)

Estados Unidos sigue siendo esencial para impulsar el proceso de paz entre Israel y los palestinos y lograr un eventual acuerdo, a pesar de las críticas mundiales contra la decisión de Washington sobre Jerusalén, dijo este domingo el rey Abdalá II de Jordania.

"No podemos tener un proceso de paz o una solución pacífica sin el papel de Estados Unidos", dijo el monarca a la cadena CNN.

Para Abdalá II, un aliado clave de Estados Unidos, eso sigue siendo cierto incluso luego de que el mandatario Donald Trump decidiera mudar la embajada estadounidense de Tel Aviv, donde prácticamente todos los países tienen sus embajadas, a Jerusalén.

En diciembre Jordania, país guardián de los lugares santos musulmanes en Jerusalén, denunció como "una violación del derecho internacional" la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, el 6 de diciembre de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

Abdalá reiteró sus preocupaciones al vicepresidente Mike Pence que visitó Medio Oriente en enero.

Y este domingo el monarca dijo que la decisión de Trump había tenido un efecto negativo al dejar a los palestinos sintiendo que "no hay un intermediario confiable".

Pero dijo que quiere "reservarse una opinión porque todavía estamos esperando por el plan (de paz) de los estadounidenses".

La decisión de Trump fue recibida con brazos abiertos por Israel, pero condenada en todo el mundo.

El estatuto de Jerusalén es uno de los escollos del proceso de paz israelo-palestino, paralizado desde 2014.

En 1967, Israel ocupó y anexó después la parte oriental de la ciudad, algo considerado ilegal por la ONU. Los palestinos por su parte pretenden hacer de Jerusalén Este la capital del Estado al que aspiran.

"Pienso que tenemos que darle a los estadounidenses el beneficio de la duda y trabajar todos juntos", luego de que la Casa Blanca divulgue un plan, dijo Abdalá.

Jordania y Egipto son los únicos países árabes que firmaron tratados de paz con Israel y podrían jugar un papel clave en la reactivación del proceso de paz.