Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN PRIMERA PLANA

El Vaticano frente a los escándalos de pederastia

Saber más

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El auricular que predice un ataque de epilepsia

Saber más

ECONOMIA

Economías de Japón y Alemania se contraen por primera vez desde 2015

Saber más

LA ENTREVISTA

Iván Duque: "Nunca hice campaña diciendo que iba a destruir los acuerdos"

Saber más

EN FOCO

La difícil labor de la reconstrucción de Siria

Saber más

Francia

La justica belga pide 20 años de cárcel para Salah Abdeslam

© Yves Capelle / REUTERS | Cinco dibujantes de prensa fueron los únicos que tuvieron acceso a la sala de audiencia.

Texto por France 24

Última modificación : 06/02/2018

Salah Abdeslam, el que fuera el hombre más buscado en Europa después de los atentados de París en noviembre de 2015, lleva a cabo un proceso judicial en Bruselas por un tiroteo con la Policía ocurrido tres días antes de su captura, en marzo de 2016.

Han pasado casi dos años desde que Salah Abdeslam, de 28 años, fue capturado por la Policía, lo que puso fin a la fuga de uno de los hombres más buscados en Europa.

Ahora, los jueces del Tribunal Correccional de Bruselas, en Bélgica, solicitan 20 años de prisión, con 13 de cumplimiento obligado, para el único miembro vivo del grupo yihadista que mató a 130 personas en París el 13 de noviembre de 2015.

Cerca de 200 agentes de seguridad custodiaron el Palacio de Justicia de Bruselas, en donde se llevó a cabo el juicio contra Salah Abdeslam y su mejor amigo y presunto cómplice, el tunisino Sofiane Ayiari, de 24 años.

Ambos son acusados de intento de asesinato de policías y de tenencia de armas prohibidas en un contexto terrorista. El 15 de marzo de 2016, el tiroteo entre ellos y varios policías en Bruselas dejó a tres agentes heridos.

Abdeslam: “Mi silencio no me hace un criminal, es mi defensa”

Abdeslam no ha ayudado mucho a la justicia, pues, desde su captura, ha guardado silencio al punto que su defensa no sabía qué recursos utilizar. Pero hoy, por fin salió del mutismo únicamente para negarse a responder las preguntas del tribunal: “Pongo mi confianza en mi Señor. Los musulmanes son juzgados y tratados de la peor manera”, fue lo poco que dijo Abdeslam.

Durante los ataques del 13 de noviembre de 2015, Abdeslam fue el único de los milicianos islamistas que no activó su chaleco explosivo, supuestamente porque no funcionó. Logró escapar de la policía y cinco días después no logró ser capturado en la localidad de Saint-Denis, en el norte de París, donde las autoridades mataron al belga-marroquí, Abdelhamid Abaaoud, presunto coordinador de los atentados, y a dos de sus colaboradores.

Salah Abdeslam, belga-francés de origen marroquí, lleva casi dos años en la cárcel de Fleury-Mérogis, al sur de París. Sin embargo, durante el proceso tendrá que quedarse en la prisión de Vendin-le-Veil, al norte de Francia y más cerca de Bruselas, a la que irá a dormir todos los días.

Los periodistas que asistieron al proceso aseguraron que tuvieron dificultades para hacerle seguimiento a los acusados. Muchos de ellos vieron la audiencia en una sala al lado que retransmitió en una pantalla el proceso.

Primera modificación : 05/02/2018

COMENTARIOS