Saltar al contenido principal

Arrestan a dos brasileños en Miami por facilitar secuestro de su nieto

Anuncios

Miami (AFP)

Dos brasileños fueron arrestados en Miami este miércoles por colaborar en el secuestro de su nieto de ocho años, Nico Brann, quien fue llevado a Brasil por su madre hace cinco años sin autorización del padre estadounidense, informaron autoridades.

El caso ocupó titulares en ambos países cuando el padre del niño, Chris Brann, atestiguó sobre su caso ante el Congreso estadounidense en 2016 para pedir a Washington que impusiera sanciones a Brasil por incumplir la Convención de La Haya sobre el secuestro internacional de menores.

En una nueva página de esta larga batalla judicial, el FBI detuvo a Carlos Guimarães, presidente de 67 años de ED&F Man Brasil (una firma de comercio de productos agrícolas con sede en Londres) y a su esposa Jemima Guimarães, de 65, a su llegada al aeropuerto de Miami.

Sobre el arresto de sus exsuegros, Chris Brann comentó en un comunicado: "Lamento mucho que hayamos llegado a esto. Todo lo que yo quería, y aún quiero, es que mi hijo Nico tenga igual acceso a sus dos padres amorosos. Si Nico es devuelto a Houston, estoy dispuesto a pedirle a la oficina del fiscal que sea indulgente en su manejo del caso de Carlos y Jemima".

Chris Brann, médico residente de Houston (Texas, sur), y Marcelle Guimarães se separaron en 2012 y compartían la custodia del niño. El año siguiente ella viajó a Salvador, en el noreste de Brasil, prometiendo que volvería, pero obtuvo la custodia total en su país y desde entonces el padre ha intentado recuperarla sin éxito.

Los abuelos de Nico Brann están acusados de conspiración y de secuestro parental internacional. Si son hallados culpables, enfrentan una pena de hasta cinco años en una prisión federal, indicó la fiscalía de Texas.

Estos cargos también pesan sobre Marcelle Guimarães, pero ella no está bajo custodia.

El abogado de Chris Brann, Jared Genser, dijo que "tanto el gobierno de Brasil como el de Estados Unidos concuerdan en que Nico Brann fue sacado ilegalmente de Estados Unidos en violación de la Convención de La Haya".

No obstante, "inexplicablemente (...), los tribunales brasileños se niegan a devolver a Nico a Estados Unidos", añadió.

- La Ley Sean Goldman -

Un caso similar provocó la aprobación en 2014 de la Ley Sean Goldman, el nombre de un niño estadounidense que había sido secuestrado por su madre en Brasil. Esta ley autoriza a Washington a tomar medidas cuando otro país se niegue a devolver a un niño estadounidense secuestrado.

Sean Goldman volvió a Estados Unidos en 2009 bajo la Convención de La Haya, cinco años después de haber sido separado de su padre.

Las medidas que la Ley Sean Goldman autoriza van desde la condena pública, hasta la cancelación de visitas bilaterales o la suspensión del apoyo estadounidense en materia económica, de desarrollo o de seguridad.

El promotor de esta ley, el representante republicano Chris Smith, dijo que el arresto este miércoles de los abuelos de Nico Brann "subraya la gravedad del secuestro parental internacional".

"Brasil ha tenido cuatro años y medio para resolver adecuadamente este caso bajo la Convención de La Haya (sobre) Secuestro Infantil y devolver a Nico a su padre", escribió el congresista.

"No obstante, hemos visto que Brasil sistemáticamente elude sus obligaciones en la Haya en el caso de Brann, forzando a un padre amoroso que tenía custodia compartida a hacer un puñado de visitas supervisadas al año en Brasil", añadió.

Genser, el abogado de Chris Brann, dijo a la AFP que tras el discurso de su cliente ante el Congreso en 2016, el padre perdió otras dos apelaciones en Brasil. En tanto, Estados Unidos ha tomado un par de acciones menores -como emitir comunicados-, pero no ha implementado sanciones ni suspendido la ayuda.

De acuerdo a Smith, actualmente Estados Unidos tiene una docena de casos similares en Brasil.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.