Los funcionarios alemanes piden un aumento salarial del 6%

Anuncios

Berlín (AFP)

Los funcionarios alemanes pidieron este jueves un aumento salarial del 6% y amenazaron con huelgas como las de 2016, que afectaron entre otros a guarderías y aeropuertos.

Los principales sindicatos del sector público (Verdi, GEW y DBB) también se pusieron de acuerdo para exigir que el aumento se traduzca en al menos 200 euros mensuales más para los 2,3 millones de funcionarios locales y del estado federal.

Los funcionarios se apoyan en la reciente victoria en la materia de IG Metall, el potente sindicato alemán de la metalurgia, que incluye también a la industria del automóvil.

El sindicato acaba de obtener un acuerdo histórico para una semana de trabajo de 28 horas (aunque de manera temporal) y un aumento de salarios del 4,3%, después de haber exigido inicialmente un 6%.

"Los ingresos de trabajadores tienen que seguir el aumento del coste de la vida y el desarrollo económico, por eso es indispensable un fuerte aumento de los salarios reales", dijo Marlis Tepe, presidente de GEW, el principal sindicato de profesores, en referencia a la buena salud económica del país.

Alemania registró en 2017 un excedente presupuestario récord de 38.400 millones de euros por lo que se multiplican los llamamientos dentro y fuera del país para que el gobierno gaste más.