Stella Nolasco, de un Puerto Rico a oscuras a una NYFW a todo color

Anuncios

Nueva York (AFP)

Su atelier en San Juan quedó sin electricidad. Sus modistas perdieron todo. Su casa se inundó. Pero la puertorriqueña Stella Nolasco hizo de tripas corazón y trajo a la NYFW una colección obstinadamente optimista, colorida y solidaria.

Una de las diseñadoras más celebradas de Puerto Rico, Nolasco recién comenzaba a preparar la colección cuando el huracán María atravesó la isla el 20 de septiembre con vientos de 250 km/hora.

El territorio estadounidense quedó devastado, sin luz ni telecomunicaciones durante meses. El gobierno de Donald Trump demoró en enviar ayuda, unas 400.000 personas aún no tienen luz y se sospecha que miles murieron a raíz del calor, la falta de agua potable o comida y por no poder acceder a asistencia médica.

"Mi taller utilizó un generador eléctrico hasta hace una semana. Fue mucho sacrificio", dijo Nolasco a la AFP tras bambalinas después del desfile del jueves de noche en la Semana de la Moda de Nueva York.

- Viva Puerto Rico -

A ritmo de reguetón, por la pasarela frente al río Hudson desfilaron espectaculares modelos puertorriqueñas como Dayanara Torres, de 43 años, ex Miss Universo y la primera esposa del cantante Marc Anthony; Agüeda López, la mujer del autor de "Despacito" Luis Fonsi, o la también ex Miss Universo 2013 Monic Pérez.

Muchas de ellas suelen vestir piezas de Nolasco también fuera de las pasarelas, al igual que actrices como Eva Longoria, Juliette Lewis, America Ferrera o varias de la serie de Netflix "Orange Is The New Black", como la actriz transexual Laverne Cox.

Varias modelos desfilaron con banderines de Puerto Rico o pancartas en las que se leía "Somos ciudadanos estadounidenses", en protesta contra la decisión del gobierno federal de atrasar y limitar su asistencia.

Nolasco no estaba en la isla cuando azotó el huracán, pero sí otros miembros de su familia directa. "No podía comunicarme; fue un mes de depresión fuerte, hasta que decidí hacer esta colección y darle un propósito, ayudar a mi país. Eso me ayudó a sentirme útil", contó.

Una parte de la colección será donada a la Fundación por Puerto Rico para recaudar fondos para la reconstrucción.

- Colorida, femenina y feminista -

La colección otoño/invierno, casi en su totalidad vestidos cortos y largos ultrafemeninos con transparencias, encajes, plumas y bordados, tuvo algunas piezas en negro. Pero predominaron los colores. "Así es como debe ser la vida", dijo Nolasco.

"Cuando se inundó mi casa, todas las plantas de mi jardín murieron. Pero una sobrevivió, la begonia rex, con hojas rojas en forma de corazón. Eso inspiró el último grupo de la colección, compuesto de piezas ricas en texturas en tonos rojos", añadió.

Nolasco comenzó el desfile a oscuras, con el audio del emotivo discurso de la presentadora televisiva Oprah Winfrey en la ceremonia de entrega de premios de los Globos de Oro, que anunció "un nuevo día en el horizonte" para niñas y mujeres tras el escándalo de denuncias de acoso y agresión sexual que sacude Estados Unidos.

Siguió un video promocional de Puerto Rico filmado en diciembre, que invitó al público a volver a escoger a la isla como destino turístico.

"La igualdad es sexy", decía el cartel de una modelo que surcó la pasarela con un escotadísimo vestido largo de encaje con bordados en zonas estratégicas.

"Yo soy feminista pero femenina. Creo que lo que tú te pongas no da derecho a nadie de tratarte de ninguna manera. Yo como mujer tengo derecho a decidir cómo me quiero vestir, y me tienen que respetar", sostuvo Nolasco. Y sin soltar de su mano un banderín de Puerto Rico, se escabulló por el backstage para abrazar a amigos y famosos.