Invierno EE.UU.

Nevada obliga a cancelar más de mil vuelos en Estados Unidos

Un trabajador intenta reducir la alta capa de nieve que cayó en la Avenida Michigan de la ciudad de Chicago
Un trabajador intenta reducir la alta capa de nieve que cayó en la Avenida Michigan de la ciudad de Chicago Tannen Maury / EFE

El fenómeno climático que afecta la zona central de Estados Unidos obligó además de la cancelación de vuelos, el cierre de colegios y las principales carreteras del país. Se espera un mejor clima para el fin de semana.

Anuncios

Cerca de 1500 vuelos cancelados vías y colegios cerrados, fue el resultado de una intensa nevada producto de la tormenta invernal que azotó este 9 de febrero a las ciudades de Chicago y Detroit, ambas ubicadas en la zona central de Estados Unidos.

Solamente en los dos terminales aéreos de la ciudad de Chicago se cancelaron cerca de 780 vuelos. El Aeropuerto Internacional O’Hare evitó la salida de 550 aeronaves mientras que el terminal aéreo de Midway, al este de la ciudad, canceló 230 salidas.

En Detroit se calculan otro centenar de vuelos en tierra producto de las fuertes nevadas. Las principales líneas aéreas que operan en dichos terminales aéreos anunciaron que también se cancelarían vuelos desde y hacia Minnesota, Michigan, Wisconsin, Illinois, Indiana y Ohio.

De acuerdo a los reportes, se esperan condiciones más graves para la zona de Chicago, el estado de Indiana y el sur del estado de Michigan para las próximas horas.

Rahm Emanuel: "nuestra ciudad está enfrentándose a la primera gran tormenta de nieve"

La fuerte precipitación dejó una capa de nieve con 23 centímetros de espesor en las ciudades de Chicago y Detroit, esta situación generó una gran cantidad de accidentes de tránsito motivado a que los conductores no pudieron sortear la capa de hielo sobre el asfalto.

"Nuestra ciudad está enfrentándose a la primera gran tormenta de nieve que hemos visto en muchos años", aseguró el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, al mismo tiempo que hizo un llamado a las personas a que permanecieran en sus casas durante la tormenta.

Además de las principales vías cerradas por el temporal de nieve, los colegios fueron cerrados así como también las sesiones en los tribunales.

En el caso de Chicago, una ciudad acostumbrada a los fuertes vientos, no sufría una fuerte nevada desde el año 2011. En aquella ocasión la capa de nieve estuvo cerca de los 50 centímetros.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24