Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

En Irak recuperan a los niños exprisioneros del grupo Estado Islámico

Saber más

ECONOMIA

Chile, la economía más competitiva de Latinoamérica

Saber más

MODA

Una nueva visión de África plasmada en la semana de la moda de Dakar

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

Costa de Marfil celebró sus elecciones regionales en medio de la tensión

Saber más

EN FOCO

China espera un 'baby boom' tras la política del segundo hijo

Saber más

Asia-Pacífico

Condenan a 20 años de cárcel y a una multa multimillonaria a la “Rasputina surcoreana”

© Yonhap / Reuters | Choi Soon-sil, tras ser sentenciada a 20 años de cárcel en Seúl, Corea del Sur, el 13 de febrero de 2018.

Texto por France 24

Última modificación : 13/02/2018

Choi Soon-sil fue condenada a 20 años de cárcel. Se le atribuye ser la principal ideóloga de la trama de corrupción que provocó la destitución de la expresidenta surcoreana, Park Geun-hye.

El Tribunal del Distrito Central de Seul condenó a 20 años de cárcel a Choi Soon-sil, también conocida como la “Rasputina” por su estrecho vínculo con la expresidenta surcoreana destituída, Park Geun-hye.

Choi afronta esta pena como principal responsable de una amplia red de tráfico de influencias creada supuestamente junto a la expresidenta, quien fue destituida y encarcelada en marzo de 2017 y que hoy se encuentra a la espera del veredicto por el mismo caso.

Abuso de poder, coacción y soborno, son tres de los 18 cargos por los que había sido acusada Choi y por los que la Fiscalía había solicitado una pena de 25 años y una multa de casi 94 millones de euros.

En noviembre de 2016 las autoridades del país asiático detuvieron a Choi por considerarla la impulsora de la trama. A pesar de que no ocupaba ningún cargo, la acusada intervino en asuntos de Estado, extorsionó a más de medio centenar de empresas y consiguió fondos que fueron a parar, en parte, a su fortuna personal.

El Tribunal del Distrito Central de Seúl concluyó que las empresas entregaban donaciones a fundaciones controladas por Choi y que dichas transacciones "fueron resultado de la coerción ejercida por la expresidenta a petición de Choi".

De acuerdo con Kim Se-yun, el juez presidente del tribunal, "Park abandonó la responsabilidad dada por la Constitución dándole poder a otros". También dijo que Choi usó su posición "para monopolizar los negocios estatales y buscar ganancias personales".

Por su parte, el abogado de Choi, Lee Kyung-jae, dijo que le preocupa que la “sentencia severamente grave" de su cliente proviene de "jueces que forman sus impresiones directamente de los argumentos de la fiscalía" y agregó que apelaría el veredicto.

El heredero de la compañía Samgung, implicado por sobornos

Entre las empresas presuntamente extorsionadas se encuentran varios conglomerados pertenecientes a grupos familiares como, Hyundai, LG y Samsung.

Lee Jae-yong, el heredero y líder de Samsung, fue condenado a cinco años de cárcel en el marco del mismo caso. Sin embargo, la semana pasada un tribunal de apelación rebajó su pena a dos años y medio debido a que los jueces consideraron que no había pruebas que sustentaran que la compañía había obtenido favores gubernamentales.

Otro conglomerado empresarial afectado fue Lotte, uno de los principales grupos empresariales surcoreanos. El Tribunal del Distrito Central de Seúl condenó a dos años y medio de cárcel a su presidente por sobornar a Choi con una donación de 5,2 millones de euros.

"Su acto aplastó las esperanzas y la fe de la comunidad. Dar sobornos daña la imparcialidad de la sociedad", dijo el juez Kim Se-yun, en referencia a las acciones realizadas por el empresario.

Por otro lado, el exsecretario presidencial An Chong-bum recibió una pena de seis años de prisión y una multa de 75.000 euros por aceptar sobornos dentro de la misma red de tráfico de influencias.

La trama de corrupción provocó la primera destitución de un jefe de Estado

A finales de 2016 el escándalo conmocionó a la sociedad civil del país asiático, fue motivo de multitudinarias manifestaciones y precipitó la primera destitución de un jefe de Estado surcoreano en democracia, lo que a su vez provocó unas elecciones anticipadas, en las que resultó elegido el actual presidente, Moon Jae-in.

Por su parte, la expresidenta, Park Geun-hye, continúa sin saber cuál será su condena. Se espera que el desenlace de su juicio tenga lugar a finales de marzo de 2018.

Park, quien se enfrenta a penas de prisión de entre 10 años y cadena perpetua, se ha negado repetidamente a comparecer ante el Tribunal para declarar, alegando problemas de salud.
 

Con EFE y Reuters

Primera modificación : 13/02/2018

COMENTARIOS