Colombia registra en 2017 su peor PIB en casi una década

Anuncios

Bogotá (AFP)

Colombia registró en 2017 su peor desempeño económico en casi una década, con un crecimiento del PIB de 1,8% frente al 2% del 2016, arrastrado por la lenta recuperación de los precios internacionales del petróleo y el aumento en los impuestos.

El desempeño de la cuarta economía latinoamericana el año pasado fue el peor desde 2009, cuando tuvo un crecimiento del 0,4%, informó este jueves el estatal Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

No obstante, la actividad avanzó conforme los pronósticos del gobierno y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que situó el aumento del PIB en 1,7%.

Desde que el presidente Juan Manuel Santos asumió el poder en 2010, la economía colombiana ha tenido un promedio de 3,85%. Su pico estuvo en 2011, cuando tuvo un desempeño de 6,6%.

Para el 2018 el FMI prevé un crecimiento del 3% y el gobierno del 2,7% de la economía en Colombia.

El producto interno bruto (PIB) del año pasado estuvo impulsado por resultados positivos de "cinco de las nueve ramas" de la economía, dijo el director del DANE, Mauricio Perfetti, en rueda de prensa en Bogotá.

La agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (4,9%); establecimientos financieros y seguros (3,8%), y servicios sociales, comunales y personales (3,4%) tuvieron un desempeño por encima del promedio nacional.

Mientras que comercio, reparación, restaurantes y hoteles (1,2%), y suministro de agua, gas y electricidad (1,1%) también tuvieron números verdes.

Por el contrario, explotación de minas y canteras (-3,6%), industria manufacturera (-1%), y construcción (-0,7%) cerraron en números rojos.

"Crecimiento del PIB 2017 de 1,8% superó expectativas de mercado (1,6%). Esto es positivo, pero lo más importante es que TODOS los pronósticos para este año son mejores", escribió el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, en Twitter.

En el último trimestre del año, la economía tuvo una variación de 1,6%, inferior en 0,2% puntos porcentuales frente al mismo periodo de 2016.

El desempeño se vio afectado por el retroceso de la industria manufacturera (-1,4%) y del sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones (-1%).

- El golpe del IVA -

"No me sorprende la reducción de la tasa de crecimiento porque se conjugaron varios factores", dijo a la AFP el economista César Ferrari, profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá.

El académico aseguró que la actividad se vio afectada por tres factores: la implementación de una reforma tributaria en 2017 que aumentó el IVA del 16 al 19%, los niveles altos de la tasa de interés (cerró en 4,75% tras reducciones constantes a lo largo de 2017) y la lenta recuperación de los precios del petróleo.

"Al aumentar la tasa del IVA lo que se hizo fue producir un incremento de precios y al producir un incremento de precios redujo el ingreso real de las personas y por eso las personas compraron menos y eso se tradujo en una menor producción y por lo tanto en un menor crecimiento", explicó.

Colombia, cuarto productor de crudo de América Latina, después de Venezuela, México y Brasil, registró una producción de 854.121 barriles diarios (bpd) en promedio durante 2017, según el ministerio de Minas y Energía.

La producción del año pasado cayó un 3,4% en comparación con 2016, cuando se produjeron 885.000 bpd, lejos de la meta oficial de un millón de bpd.

El petróleo y derivados significaron el 33,2% de las exportaciones colombianas en 2016.

- Crudo, sin recuperación -

"No ha habido una recuperación significativa de los precios internacionales y por lo tanto no podía esperarse un mayor crecimiento", agregó Ferrari.

La estructura petrolera colombiana es blanco frecuente de atentados por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN), única guerrilla activa del país.

Las negociaciones de paz con los rebeldes, instaladas en Quito hace un año, están congeladas por orden de Santos tras una ofensiva guerrillera contra estaciones policiales e infraestructura de hidrocarburos.

Pero Santos espera que la firma en noviembre de 2016 del acuerdo que permitió el desarme y transformación en partido de las FARC, para entonces la guerrilla más poderosa de América, impulse la economía.

El gobierno estima que el posconflicto representará un crecimiento adicional anual de entre 1,1 a 1,9 puntos porcentuales del PIB, por la mejora de la seguridad y la llegada de inversionistas.

Aunque la implementación del pacto tiene altos costos económicos: unos 44.000 millones de dólares en los próximos 15 años según estimaciones del ministerio de Hacienda.

El presupuesto estatal para 2018 es de unos 79.000 millones de dólares.