Hubertus de Hohenlohe pone a México 'de moda' en los Juegos

Anuncios

Pyeongchang (Corea del Sur) (AFP)

Hubertus de Hohenlohe no pasa desapercibido en ninguna edición de los Juegos de Invierno. Tras participar en seis citas olímpicas con México, el aristócrata europeo ha causado sensación en Pyeongchang-2018 como diseñador del uniforme del equipo azteca, adornado de calaveras, en un guiño a la tradición del país azteca del Día de los Muertos.

"México se ganó la primera medalla con el uniforme. Todo el mundo lo quiere, quiere copias de las chamarras, o las misma chamarras, o algo que tenga la calavera. La creatividad de Hubertus es grande. Ha tenido mucho éxito y estamos muy contentos", explica el presidente de la federación mexicana de esquí, Carlos Pruneda.

La idea nació de un viaje de Hubertus de Hohenlohe a San Miguel de Allende para visitar a una prima y al ver las calaveras, en el Día de los Muertos, una tradición en México, se le ocurrió diseñar los trajes con ese motivo.

"Nosotros tenemos una tradición de traer trajes atractivos, representando a nuestro país, México, y mostrando algunas de las cosas culturales que México puede ofrecer. Y pensé que este año debíamos hacer algo fuerte, de otra manera nadie nos hubiera prestado atención", explica Hubertus de Hohenlohe a la AFP.

Cantante, fotógrafo, presentador de televisión, diseñador y empresario, Hubertus nació en la Ciudad de México hace 59 años porque su padre, el príncipe Alfonso von Hohenlohe, era el responsable en el país azteca de la filial de Volkswagen, después vivió en Marbella (España), Italia y Austria.

Cuando tenía 21 años decidió competir en descenso en la Copa del Mundo. Al haber nacido en México, haberse criado en España, tener una madre de origen italiano y sangre alemana y austríaca podía elegir con quien competir.

- Competir por México -

En 1981 fundó la federación mexicana con la esperanza de poder competir por este país.

Hohenlohe ha conseguido su mayor éxito en la primera ocasión que no corre en la pista, estando presente como jefe de delegación.

"El traje es algo positivo, vibrante, con una imagen fuerte, que es la idea que tenemos de celebrar la vida. Es una celebración de la vida y eso son los Juegos, algo donde la gente se junta y celebran unos con otros", explica Hohenlohe.

El aristócrata piensa que México tenía que dejar su huella en los Juegos.

"Alrededor del 80 o 90 por ciento de la gente no ganará. El ochenta por ciento de los países no ganarán. Pero al menos nosotros queremos dejar una impresión, que haga sonreír a la gente en casa. Aunque tengan un mañana o una noche grises, una lluviosa tarde, puedan decir 'México realmente tiene unos trajes bonitos'. Eso es lo que me inspira a mí a ser atrevido, a celebrar la vida", señala Hohenlohe.

- Seis participaciones olímpicas -

Hubertus de Hohenlohe representó a México en seis Juegos Olímpicos, los últimos en Sochi-2014.

En Pyeonchang, Rodolfo Dickson le quitó el cupo que correspondía a México y ya será difícil que Hohenlohe compita en China en 2022.

"Pienso que soy demasiado viejo, aunque tal vez vuelva si encuentro una pastilla para mantenerme joven", señala el polifacético mexicano en tono jocoso.

"Si la encuentro estaré con seguridad en Pekín, y estaré con otro asombroso traje, celebrando a México, a la vida y a los Juegos", añade.

Hohenlohe se convirtió en Sochi, con 55 años, en el segundo participante más veterano en la historia de los Juegos de Invierno, tras haber comenzado su andadura en Sarajevo en 1984.

Si en Pyeongchang-2018 ya ha tenido éxito con los trajes del equipo, Hohenlohe ya experimentó algo parecido en Sochi-2014 cuando muchos participantes le pedían la combinación de mariachi con la que compitió, incluido la estrella estadounidense Bode Miller.

También durante los Juegos de Sochi, Hohenlohe armó cierto revuelo como autor de las fotos de la esquiadora libanesa Jackie Chamoun, con un vídeo del 'making-off', en el que la deportista de entonces 22 años aparecía con los senos desnudos y vestida sólo con una braguita en unas imágenes tomadas durante la sesión de fotografías de Hubertus de Hohenlohe para un calendario.

Hubertus de Hohenlohe siempre da que hablar en los Juegos.