Saltar al contenido principal

Javier Fernández vence a los fantasmas de Sochi y se acerca a la ansiada medalla

4 min
Anuncios

Pyeongchang (Corea del Sur) (AFP)

Javier Fernández resopló aliviado este viernes al acabar el programa corto de los Juegos de Pyeongchang-2018. Los jueces premiaron su buena actuación con 107,58 puntos, el segundo mejor registro, después del japonés Yuzuru Hanyu (111,68).

Tras pasar el primer obstáculo, el segundo y definitivo llegará el sábado con el programa largo.

"Al haber hecho un buen programa corto, llego al sábado con un poco más de energía, con un poco más de seguridad, de poder decir: puedo hacerlo, mira dónde estoy. Ahora solo hay que rematarlo", dijo el patinador madrileño.

El patinador español de 26 años, dos veces campeón del mundo y seis de Europa, llega a estos Juegos casi con la obligación de ganar una medalla olímpica, la única que falta en su palmarés.

"Sabemos lo bueno que es Yuzuru, pero pelearé. Si termino primero, segundo tercero, me sentiré feliz", explicó el español.

"El oro está en la cabeza, otra cosa es que hay que conseguirlo", añadió con realismo.

En Sochi-2014, dos errores, entre ellos una caída, en el programa corto, le alejaron de las medallas y solo pudo terminar en cuarta posición al final.

Con un coreografía en la que mimetizaba a Charlot, bajo los acordes de 'Tiempos Modernos', Javier Fernández no se dejó esta vez atenazar por lo nervios que lo derrotaron hace cuatro años en Rusia.

"Me siento seguro. He tenido esta temporada alguna competición que no me ha ido tan bien. De eso también se aprende. Pero vengo del Europeo, donde he ganado y he hecho un buen trabajo", dijo el español.

- Compañeros y rivales -

Fernández quedó detrás de Hanyu, de 23 años, campeón olímpico y mundial, con el que comparte entrenador en Canadá, Brian Orser, pero superó al nuevo prodigio japonés Shoma Uno (104,17), de 20 años, mientras que en cuarta posición quedó el chino Boyang Jin (103,68) y en quinta el ruso Dimitri Aliev (98,98).

El canadiense Patrick Chan, de 27 años, triple campeón del mundo y plata en Sochi-2014, fue sexto con 90,01.

El nuevo prodigio estadounidense, Nathan Chen, de 18 años, solo pudo terminar en 17ª posición con 82,27.

Javier Fernández ha cambiado esta vez el guion de Sochi-2014.

En aquella ocasión solo logró 86,98 puntos en el programa corto, quedando muy lejos de Hanyu (101,45) y Chan (97,52), que acabarían llevándose el oro y la plata.

"Es verdad que tuve una caída en el programa corto de las pasadas Olimpiadas, pero no estaba pensando en eso. Fue más por la presión que llevamos, porque lo queremos hacer muy bien, ya que llevamos mucho tiempo entrenando para este momento. Te dices: lo he terminado bien, el primer paso está hecho y ahora a seguir", señaló.

El gran favorito sigue siendo Hanyu, que se acercó a su mejor marca de la temporada.

- Hanyu, como un Messi del patinaje -

El 'emperador japonés' fue obsequiado con decenas de osos de peluche por el público japonés presente en las gradas y fue esperado por una nube de periodistas nipones tras su actuación, como si se tratara de Leo Messi tras un Clásico Barcelona-Real Madrid.

"Estoy muy feliz de haber sido capaz de cumplir con las expectativas de mis seguidores", afirmó el japonés.

"Tener experiencia en unos anteriores Juegos Olímpicos es un plus y confiaba en ello", añadió.

El joven japonés afronta esta competición después de haber estado lesionado tres meses en su tobillo derecho.

"Después de tres meses parado y sin experiencia de competición reciente, estaba muy contento por ser capaz de patinar y de disfrutar del apoyo de los aficionados, que me hicieron tener más confianza", concluyó el japonés.

Hanyu ganó la primera batalla a Javier Fernández, su compañero de entrenamiento en Toronto. El segundo y definitivo asalto, el sábado a partir de la 01h00 GMT.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.