Saltar al contenido principal

Mayer confirma ser un esquiador de grandes citas y Shiffrin se aleja de la hazaña

4 min
Anuncios

Pyeongchang (Corea del Sur) (AFP)

Inspirado en las grandes citas, el austríaco Matthias Mayer conquistó el supergigante de los Juegos de Pyeongchang-2018, mientras que la estadounidense Mikaela Shiffrin se despidió de su sueño de cuatro oros, en seis pruebas a disputar, al ser cuarta en eslalon y renunciar al supergigante del sábado.

Mayer sucedió a su compatriota Hermann Maier como el último ganador no noruego de la segunda prueba de velocidad, en Nagano-1998.

Los 'Vikingos' del país escandinavo habían conquistado las cuatro últimas ediciones del super-G olímpico.

Mayer, oro en descenso en Sochi-2014, se convirtió asimismo en el segundo esquiador en haber conquistado las dos pruebas de velocidad en unos Juegos Olímpicos.

Noveno en el descenso la víspera, Mayer domó la pista de Jeongseon en 1 minuto 24 segundos y 44 centésimas, lo que supone 13 y 18 centésimas menos que sus compañeros en el podio, el suizo Beat Feuz y el noruego Kjetil Jansrud.

"Es un día muy especial para mí. Me hice daño en una cadera al caerme en la bajada del eslalon de la combinada (el martes) y mi fisioterapeuta tuvo mucho trabajo estos últimos días (...). Mi padre ganó la medalla de plata en los Juegos de 1988 y yo veía las pruebas cuando era niño todos los días desde el salón de casa. Ahora estoy muy contento de tener mi propia medalla", indicó Mayer, de 27 años.

Antes del jueves, el doblete de oro olímpico en super-G/descenso sólo se había conseguido una vez, en categoría femenina por medio de la austríaca Michaela Dorfmeister en Turín-2006.

- Igual que Svindal -

Svindal, oro en super-G en los Juegos de Vancouver-2010 y en descenso en Pyeongchang-2018, y ahora Mayer, han igualado la gesta en un margen de dos días.

Por su parte, Shiffrin, grandísima favorita, dio un brusco frenazo en su cosecha olímpica de medallas, quedando a pies del podio de una prueba de eslalon que se llevó la sueca Frida Hansdotter, por delante de la suiza Wendy Holdener.

Tras haber ganado el gigante el jueves y renunciar al supergigante del sábado, a Shiffrin le quedan como posibles pruebas a disputar el descenso (ganó el de Lake Louise esta temporada), la combinada y la prueba por equipos.

Ganadora del pequeño Globo de Cristal de eslalon en 2016, Hansdotter, segunda después de la primera manga, superó por apenas 5 centésimas a la suiza Wendy Holdener, que había terminado al frente en la primera bajada, y a la austríaca Katharina Gallhuber (a 32 centésimas).

Shiffrin se quedó a ocho centésimas de subir al podio.

A sus 32 años, Hansdotter se convirtió en la segunda esquiadora sueca en coronarse en esta prueba, después de que lo hiciera Anja Parson en 2006.

- Vómitos de Shiffrin -

Shiffrin, líder de la Copa del Mundo, reconoció que sufre "algún tipo de virus", mientras que los organizadores indicaron que la joven prodigio había vomitado antes de la salida.

Con seis victorias en los ocho eslalons disputados esta temporada, Shiffrin, que defendía el oro logrado cuatro años atrás en Sochi, realizó dos mangas lejos de su nivel habitual.

Poco después de finalizar el eslalon, anunció que renunciaba a disputar el super-G, programado para el sábado.

"No pude darlo todo, es la primera vez de la temporada que me sucede estar tan conservadora sobre los esquís", reconoció Shiffrin.

La estadounidense declaró "no sentirse muy bien. No sé lo que es, fue repentino. Se parece más a algún tipo de virus que hace vomitar que a un problema ligado al estrés".

Por su parte, el esquiador de fondo suizo Dario Cologna conquistó el oro en los 15 kilómetros estilo libre de los Juegos de Pyeongchang, logrando su tercer título consecutivo en la disciplina y su cuarto oro en total.

Aunque le robó algo de protagonismo el mexicano Germán Madrazo, que a sus 43 años participaba un año después de haber aprendido a esquiar y que cruzó la meta en el 116º y último lugar, con una bandera de su país en la mano.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.