Periodista turcogermano abandona Turquía tras un año en la cárcel

Anuncios

Berlín (AFP)

Turquía liberó el viernes a un periodista turcogermano encarcelado sin juicio desde hace más de un año, en un giro sorpresivo que podría contribuir a reparar las dañadas relaciones entre el gobierno turco y Alemania.

Deniz Yücel, de 44 años, quien al momento de su detención el 14 de febrero de 2017 era el corresponsal en Turquía del diario Die Welt, fue acusado de apoyar grupos terroristas.

En una sucesión de hechos que se produjeron con gran rapidez el viernes, el periodista obtuvo la libertad luego de que los fiscales levantaran los cargos en su contra y desestimaran su pedido de 18 años de cárcel.

Pocas horas más tarde, dejó Estambul en un avión del gobierno alemán, dijo un corresponsal de AFP. No hubo detalles sobre el destino exacto del periodista.

Los fiscales acusaron a Yücel de "hacer propaganda terrorista" e "incitar al odio y la hostilidad pública", informó la agencia de noticias estatal Anadolu.

Sin embargo, el tribunal ordenó que se le pusiera en libertad y de esa manera se dio un paso importante en un caso que tensó mucho las relaciones entre ambos países, que son aliados en la OTAN y están vinculados históricamente por la presencia de 3 millones de turcos en Alemania.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, dijo que la liberación ordenada por la corte era "incondicional", motivo por el cual Yücel pudo abandonar el país.

Visiblemente cansado pero feliz, el periodista fue visto volviendo a su apartamento en el distrito de Besiktas en Estambul, antes de partir.

- Día agridulce para la prensa -

La canciller alemana, Angela Merkel, había presionado el miércoles en Berlín a su par turco, Binali Yildirim, para que concediera la libertad a Yücel, advirtiendo que las relaciones bilaterales, deterioradas por este caso, no podrían mejorar si no se producían cambios.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan describió varias veces a Yücel como un "agente terrorista", lo que causó consternación en Alemania.

Merkel celebró su liberación y agradeció a "todos aquellos" que trabajaron para lograr su libertad, pero también recordó a todos aquellos que siguen detenidos en Turquía.

"Sé que hay otras personas, quizás menos conocidas, que están prisión en Turquía y esperamos que sus procedimientos legales sean resueltos con rapidez", agregó.

La liberación de Yücel ocurrió el mismo día en que un tribunal turco sentenció a cadena perpetua a tres reconocidos periodistas acusados de vínculos con el intento de golpe de Estado en 2016, al cabo de un juicio criticado por los defensores de la libertad de prensa.

Los hermanos Ahmet y Mehmet Altan así como la periodista Nazli Ilicak, que negaron durante todo el proceso cualquier implicación en ese episodio, fueron condenados con otras tres personas por "tentativa de subvertir el orden constitucional", indicó la agencia de prensa estatal Anadolu.

- ¿De Turquía a Alemania? -

"¡Por fin! El corresponsal de Die Welt en prisión desde hace más de un año está libre", indicó el diario en su página de internet.

"Tenemos la decisión del tribunal turco que pone en libertad a Deniz Yücel sin restricciones. Parto del principio que ello significa que saldrá del país", había adelantado el ministro de Relaciones Exteriores alemán.

En diciembre la periodista y traductora alemana Mesale Tolu fue puesta en libertad tras ocho meses en prisión, pero se le prohibió en cambio dejar el territorio turco.

El periodista fue detenido en febrero de 2017 en el marco de las purgas tras el fallido golpe de Estado contra el presidente Recep Tayyip Erdogan en julio de 2016.

Su liberación, luego de la de otros periodistas militantes de derechos humanos germano-turcos o alemanes contribuirá a distender las relaciones entre ambos países.

- 'Nazismo' -

Esas relaciones fueron turbulentas durante año y medio, tras las críticas alemanas contra la deriva autoritaria en Turquía, y las acusaciones del gobierno turco sobre el laxismo alemán ante los kurdos instalados en Alemania.

El punto culminante se produjo cuando Erdogan llegó a acusar a los dirigentes alemanes de prácticas dignas del "nazismo".

Sin embargo, la liberación del periodista no permitirá por si sola restablecer totalmente las relaciones entre ambos países.

El destino de Deniz Yücel no es "el único tema de discordia", advirtió el portavoz del ministerio alemán de Exteriores, Rainer Breul, aludiendo a las violaciones del Estado de derecho en Turquía.